Iglesia responde a la acusación de fraude hecha por el hermano de Jon Huntsman Jr.

Univisión

https://www.univision.com/local/salt-lake-city-kuth/iglesia-responde-acusacion-fraude-james-hunstman

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días respondió públicamente a las acusaciones de fraude por malversación de los fondos recolectados entre sus feligreses por concepto de diezmo, a las que describió como “sin fundamento”.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días respondió públicamente a las acusaciones de fraude por malversación de los fondos recolectados entre sus feligreses por concepto de diezmo, hechas en su contra por James Huntsman, hermano del exgobernador de Utah Jon Huntsman, Jr. e hijo del fallecido filántropo multimillonario Jon Huntsman, Sr.

Huntsman presentó el lunes una demanda por fraude contra la Iglesia ante un tribunal federal, alegando que la institución invierte el dinero del diezmo entregado por sus miembros en lucrativas empresas comerciales, en lugar de gastarlo en obras de caritivas.

Eric Hawkins, portavoz de la iglesia, dió a conocer la posición de la institución que representa frente a los cargos presentados por Huntsman a través de un comunicado entregado influyente al medio digital Gephardt Daily.

El comunicado dice:

El señor James Huntsman renunció a su membresía en la Iglesia el año pasado. Ahora, exige a través de sus abogados que se le devuelva el diezmo que pagó a la Iglesia como contribuciones caritativas. Afirma que, contrariamente a las garantías hechas por el anterior presidente de la Iglesia, Gordon B. Hinckley, la Iglesia utilizó el diezmo para construir City Creek, un desarrollo comercial de uso mixto al otro lado de la calle de la sede de la Iglesia en Salt Lake City.

De hecho, el diezmo no se utilizó en el proyecto City Creek. Como dijo el presidente Hinckley en la Conferencia General de la Iglesia de abril de 2003, los fondos provinieron de ‘entidades comerciales propiedad de la Iglesia’ y las ‘ganancias de los fondos de reserva invertidos’. El presidente Hinckley hizo una declaración similar en la Conferencia General de octubre de 2004. La afirmación del Sr. James Huntsman carece de fundamento.

Los fondos del diezmo son contribuciones voluntarias de los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como expresión de su fe en Dios. Se utilizan para una amplia gama de propósitos religiosos, incluida la obra misional, la educación, las causas humanitarias y la construcción de centros de reuniones, templos y otros edificios importantes para la obra de la Iglesia, como se refleja en las Escrituras y lo determinan los líderes de la Iglesia“.

Hunstman dice haber tenido conocimiento del fraude perpetrado por la iglesia gracias a una denuncia presentada ante el Servicio Interno de Rentas de Estados Unidos, o IRS por sus siglas en inglés, en diciembre de 2019 por David Nielsen, quien era un administrador de inversiones de alto nivel en la Iglesia.

En dicha denuncia, Nielsen alegó que la Iglesia estaba utilizando 100,000 millones de dólares exentos de impuestos para mantener a flote a dos empresas comerciales, el centro comercial City Creek Center y la compañía de seguros Beneficial Life, en un flagrante engaño a sus miembros.

La demanda de Huntsman, alega que el presunto uso comercial de los fondos del diezmo por parte de la Iglesia equivale a fraude, y busca el resarcimiento de daños y perjuicios por el orden de 5 millones de dólares, incluyendo los costos de la demanda.

(Visited 167 times, 1 visits today)
0
One comment
  1. Es necesario que la Iglesia aclare sus finanzas, no es justo que se engañe a los miembros, muchos piensan que hay mas caridad de la que realmente se hace.

    +2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)