Presidente de misión niega a padres que contacten a sus hijos durante el huracán en Texas

En los Estados Unidos hemos estado viviendo una tragedia natural terrible. El huracán Harvey, el huracán más fuerte que ha tocado tierra en Texas como un huracán mayor y el peor desastre en la historia de ese estado, ha miles de hogares, ha causado un dineral en daños, y ha tomado la vida de 48 personas en Guyana y los Estados Unidos. Lo peor es que la tormenta que le siguió al huracán todavía está haciendo desastres, así que el daño todavía no terminó de ser calculado.

Unos días antes del huracán, el presidente de la misión Houston, Texas, envió el siguiente email a los padres de sus misioneros:

Estimados Padres / Guardianes de los Misioneros en la Misión de Texas Houston.

A esta altura, ustedes estarán enterados del huracán Harvey que se está acercando a la costa del golfo. Quisiera darles una actualización sobre nuestros preparativos para sus misioneros y asegurarles que estamos tomando todas las precauciones para mantenerlos a salvo.

La buena noticia para Houston es que Harvey hará tierra al sur y al oeste de nosotros, así que deberíamos sentir efectos mínimos del viento y de la oleada del océano. Sin embargo, esperamos lluvias fuertes y constantes desde el sábado hasta el miércoles. Esto podría causar inundaciones, ya que el suelo no puede absorber toda esa precipitación. Cada compañía se está preparando para posibles inundaciones y/o apagones de la siguiente manera:

  • Comprando agua embotellada (3 galones por misionero).
  • Teniendo algunos aperitivos listos para comer que se pueden consumir sin preparación. Barras de granola, snacks de frutas, galletas saladas, PopTarts, etc.
  • Tienen instrucciones de tener el tanque de gas del automóvil lleno y los teléfonos móviles cargados. En una emergencia debemos ser capaces de comunicarnos por mensaje de texto.
  • En ninguna circunstancia los misioneros deben acercarse, caminar o atravesar agua estancada.
  • En caso de que se corte la luz, tengan una linterna con pilas nuevas. No deben tener ninguna llama abierta en sus apartamentos (es decir, sin velas, faroles, etc.).
  • Los misioneros reportarán a sus líderes de zona (hay más o menos dos líderes de zona por cada 20 misioneros) sobre su seguridad y condiciones en sus áreas al menos dos veces al día a partir del sábado al mediodía. Los líderes de la zona se pondrán en contacto con los misioneros para recibir actualizaciones.
  • Si los misioneros tienen inundaciones en sus áreas, definidas como agua estancada o corriente en las carreteras, campos, bordes de las carreteras, estacionamientos, etc. deben permanecer en sus apartamentos.
  • Si no hay inundaciones, pero la lluvia es muy pesada y constante, por lo que es difícil andar en bicicleta o ver mientras se conduce, los misioneros se quedarán en sus apartamentos.
  • Los líderes de la zona me actualizarán varias veces al día sobre cada misionero. Hemos creado un sistema de notificación instantánea utilizando sus dispositivos de tabletas y teléfonos, de es necesario.
  • Trabajaremos con los miembros locales para ayudar a los misioneros que necesitan evacuar sus apartamentos, pero no esperamos que esto sea necesario.
  • Publicaremos una o dos veces al día en el blog de la misión de Texas, Houston. Los padres pueden consultar las actualizaciones en el blog. La dirección del blog es http://texashoustonmission.blogspot.com/. No es necesario que se ponga en contacto con la oficina de la misión o cualquier otra persona en la zona, ya que le mantendremos informado con actualizaciones.
  • Por supuesto, cualquier preocupación sobre algún misionero específico que identifiquemos resultará en una llamada telefónica personal de mí a los padres.
  • Estamos en constante comunicación con la sede de la Iglesia y con el Especialista en Bienestar y Coordinador Regional de Respuestas a Desastres para que tengamos las fuentes de información más actuales y mejores y podamos planificar como corresponda.

Tengan la seguridad de que nuestra máxima prioridad es la seguridad de los misioneros. Estamos seguros de que todo estará bien y que estamos bien preparados. Gracias por sus oraciones y amor.

Saludos cordiales,

Jordan P. Peterson

Presidente de la misión Texas, Houston

JordanPeterson@LDSchurch.org

(281) 440-6770

Uno de los padres de esos misioneros le escribió diciéndole,

Hola sr. Peterson,

Aunque le agradezco por sus esfuerzos en informarme que mi hijo está a salvo, las tecnologías modernas también me permiten hablar con él. Es ridículo que usted me diga que no tengo necesidad de contactarme con él. USTED no está al tanto de todas las necesidades, y ciertamente no sabe de mis necesidades. Otra vez, le agradezco que se esté encargando de las cosas, pero no debería actuar como que la gente no tiene motivos para comunicarse con sus hijos o hijas. Usted no tiene forma de saber las razones de todos para querer hacer eso.

Personalmente, me gustaría saber cómo comunicarme directamente con mi hijo XXX O’Conner. Por favor dígame cómo hacer eso ahora y en el futuro.

Gracias,

John O’Conner

A lo que el presidente le respondió,

Hermano O’Conner,

Entiendo su preocupación por su hijo. Quiero informarle que su hijo está en un condado que no está en la lista de observación de la inundación, y no está en la zona con advertencia de tormenta tropical. Está en el norte de Houston, y no se espera que tenga el tipo de lluvia que tendremos en Houston. De ser necesario, otros serán evacuados a su área porque está en un terreno más elevado, así que está en un buen lugar. Espero que esto lo reconforte ya que sé que ama mucho a su hijo.

Con mis saludos más cordiales,

Jordan P. Peterson

Presidente de la misión Texas, Houston

JordanPeterson@LDSchurch.org

(281) 440-6770

El padre entonces insistió en su pedido.

¿Podría enviarme la información de contacto que le pedí? Y su nombre es O’Conner, no O’Connor.

Gracias,

John

____

No tengo ninguna información para proporcionarle. Como política de la misión, los misioneros usan correo electrónico para comunicarse con sus familias durante los días de preparación, lo que el Elder Conner aceptó. Si tiene preocupaciones específicas que deba saber sobre el Elder Conner que pudieran ayudarlo, puede decirme directamente. Él es feliz y disfruta mucho de su misión. Se está convirtiendo en un excelente representante de Jesucristo, dando servicio y bondad a los demás. Él ama su familia. Usted debe estar orgulloso de él, y espero que entienda esto y le apoye en esta decisión de servir con todo su corazón, poder, mente y fuerza y ​​mantener las reglas y políticas de la misión.

____

¿Me está diciendo que no tiene el número de teléfono para contactar a XXX O’Conner, o que no me lo quiere dar? No les estoy preguntando sobre sus reglas o las de él. Le estoy diciendo que quiero contactarme con él y tengo la necesidad personal de hacerlo. Esa necesidad no es de su incumbencia.

No sea pendejo.

John

Y al no recibir una respuesta, envió otro mensaje más,

Me pregunto cómo percibirán otros el que usted y su Iglesia retengan información sobre jóvenes durante un huracán de categoría 4. Con respecto a sus reglas particulares, está siendo inmoral. Le estoy pidiendo información que me permitirá contactarme con mi hijo, y usted la TIENE. Sea un humano por un momento en lugar de un presidente de misión.

Parece que después de eso, el presidente de misión ignoró por completo al señor O’Conner, a pesar de ser el padre y guardián del élder O’Conner, y la persona pagando para que este chico esté allí, lo cual es un acto absolutamente indignante, especialmente en una situación como esta.

[Puede ver el screenshot de la conversación entre ambos en MormonLeaks.]

Revisando el blog de la misión para ver si había alguna actualización, vi una galería de fotos de misioneros ayudando a limpiar. Por supuesto, hay poco más que pueden estar haciendo en este momento. Sería bastante desubicado que fueran de puerta en puerta tratando de convencer a la gente a que se unan a su Iglesia, cuando la mayor desgracia en la historia del estado se está desarrollando, además de ser una oportunidad perfecta de hacer quedar bien a la iglesia. Porque, obviamente, estos misioneros no podían estar ayudando en ropas normales de trabajo, sino que todos llevaban sus camisas de “Manos mormonas que ayudan”. Nunca hay que desperdiciar una oportunidad de mostrar el nombre de la Iglesia en algún diario o noticioso.

¡No vaya a ser que la mano derecha no se entere de lo que está haciendo la izquierda!

 

(Visited 312 times, 1 visits today)
http://tinyurl.com/ych6zplc

1 Comment on "Presidente de misión niega a padres que contacten a sus hijos durante el huracán en Texas"

  1. Omar Elías Valenzuela Escobar | 09/14/2017 at 7:22 am | Reply

    Las Misiones tienen sus reglas y en más de una oportunidad uno siente, que falta más criterio y sentido común, tanto que hablan que son inspirados y de eso no se ve mucho, no digo que hagan todo mal, pero como Presidentes de Misión cometen tantos errores como cualquier persona y lo peor es que lo ocultan, son simples humanos en cargos grandes

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Optionally add an image (JPEG only)