Populares mormonas afroamericanas critican el racismo mormón

Primero que nada, quiero explicar un poco lo que pasó en Virginia este fin de semana. Según el Chicago Tribune, “La polémica marcha de blancos racistas ‘Unir a la derecha’ provocó el sábado violentos enfrentamientos en Charlottesville, Virginia, que dejaron tres muertos y más de 20 heridos. Una de las muertes se produjo cuando un automóvil arrolló premeditadamente a un grupo de opositores a la manifestación y las otras dos al estrellarse un helicóptero policial.”

Esto es algo que no se veía en este país desde los sesenta o setenta, cuando los supremasistas blancos tenía mucha más influencia y el gobierno tenía menos ganas de censurarlos, pero, el artículo agrega, “’Vamos a cumplir con las promesas del presidente Donald Trump y retomar el país’, dijo [David] Duke [el ex director del Ku Klux Klan] en declaraciones recogidas por la CNN momentos antes de conocerse el mortal atropello.

O sea, no nos engañemos. Esto es consecuencia directa de la presidencia de Trump. Los racistas, neo nazis, skin heads, se han visto empoderados por un presidente que comparte sus perspectivas intolerantes. Y hablando de la gente que votó por Trump, pasemos a los mormones, que después de todo es el punto de este canal.

Los mormones, como ya todos saben, tiene una historia muy fea con los negros, en la que los han llamado desde descendientes de Caín hasta menos valientes en el cielo, y por eso la supuesta maldición de su piel negra. Hoy están tratando de arreglarla. Han llamado a autoridades de área negros, tienen a un cantante negro, Alex Boye, que es el protagonista de todos los eventos artísticos de la iglesia. El canal de la iglesia para milenarios, 3Mormons, incluye a un joven negro, y no hace mucho un par de bloggers mormonas negras recibieron un contrato para publicar un libro por medio de la imprenta con fines de lucro de la iglesia, Deseret Book.

Este dúo, llamado Sistas in Zion, o “Hermanas en Sion”, se ha hecho bastante popular. Además de su libro, Diary of a Mad Black Woman, tienen un programa de radio, su página de Facebook tiene 21.000 seguidores, han salido en la tapa de la revista LDS Living, y hay incontables artículos y blog posts escritos sobre ellas. Bueno, resulta que estas hermanas tienen algo que decir sobre la falta de respuesta por parte de la iglesia en todo este asunto en Virginia:

Es domingo por la mañana y he estado despierta toda la noche. Tengo un dilema, ¡una lucha! Por primera vez en mi vida temo llevar a mi hija a la iglesia SUD. ¡Mi iglesia! ¡Su iglesia! La única iglesia a la que ella ha pertenecido, aunque no sea mi barrio. Pero este será/sería el barrio de mi hija mientras va a la escuela. Sin embargo, ¡es una iglesia SUD!

Siempre les enseñé a mis hijos que la iglesia SUD es su hogar, y que es un lugar seguro para ellos. Pero ayer, mientras miré lo que estaba pasando en Charlottesville VA, me sorprendió que una de mis hermanas de la Sociedad de Socorro tuvo un papel en planear y promover ese evento tan odioso. El darme cuenta de que algunos de los hombres que fueron a la conferencia de mormones “alt-right/alt-white” con sus caras cubiertas en calcomanías de Pepe the Frog posiblemente estarían en posiciones de liderazgo (obispos/presidentes de estaca en toda la iglesia) me ha dejado con un tipo diferente de miedo como madre. El miedo de poner a mi hija en peligro físico y espiritual ahora es una realidad.

No puedo poner el “mormonismo” de mi hija sobre su cristianismo. No puedo poner a la religión de mi hija por encima de su relación personal con Dios.

Siempre les enseñé a mis hijos que somos cristianos y que leemos y creemos en el Libro de Mormón. Pero hoy el miedo y la realidad del racismo que todavía existe en los barrios mormones me ha dejado contemplando mis opciones. ¿Llevo a mi hija a un espacio donde será una de las pocas en número (su color, su raza/color es de lo primero que la gente va a oír, no con sus oídos, sino con sus ojos), y espero que el silencio ensordecedor que viene de Salt Lake e incluso de su propio barrio con respecto al movimiento alt-white se limite a las comunidades de SLC/Provo/ o Utah? ¿O la llevo a la iglesia negra local y le muestro a dónde ir para que pueda cuidarse a ella misma y a su familia cuando su familia de la iglesia no puede hablar sobre su dolor y (o) se rehúsa a enfrentarse en contra del racismo?

El pensamiento de que estoy poniendo a mi hija en peligro espiritual entre gente que siempre le enseñé que eran seguros me está paralizando, y por primera vez en mi vida temo a la comunidad de la iglesia fuera de mi barrio y a la familia conocida de la iglesia. Porque de donde vengo, cuando ves algo (malo) dices algo (bueno) o haces algo para corregir ese mal.

Se dice que el silencio es aprobación, y desde donde estoy sentada, el silencio del podio/púlpito es aterrador y solo puedo esperar que ese silencio no signifique aprobación callada. 💕Tamu.

PD: Me encuentro haciéndome la misma pregunta que Mama Jane (Jane Elizabeth Manning James) se hizo: “¿No hay bendiciones para mí?” Sé que no estoy sola en mi búsqueda de paz y bendiciones. Por favor oren por mí/nosotros y yo oraré por ti y por los tuyos.

Un comentario dijo

Cuando ni una persona lo mencionó el domingo, ni en oración ni en un comentario de la autoridad general que nos visitó, pensé… hmmm, supongo que solo algunas vidas importan. Todavía sigo tomando la santa cena con esta comunidad de fe, pero me siento muy sola en mis creencias personales y la seguridad de mi familia. Fue un domingo muy difícil, y no por primera vez. Es verdad que los creyentes no deberían dudar al acercársenos cuando uno de nosotros se siente amenazado, pero la realidad es que vamos a quedarnos solos mientras que los blancos consideran si deberían responder o no.

Lo que estas personas sienten es real. Muchos dijeron “las autoridades de la iglesia en el pasado han condenado el racismo desde el púlpito”. Eso es poco consuelo para alguien que ve un evento tan horrífico y se da cuenta que nadie en su comunidad, al menos desde más arriba, responden o condenan esas acciones.

El acto terrorista sucedió el sábado al mediodía, y recién al otro día, y después de que comentarios como los de las Sisters in Zion fueron publicados, la iglesia dijo algo al respecto. A las once y media (casi 24 horas después y una hora y media después del comentario de Tamu), la iglesia publicó un comunicado en su sitio de Sala de Prensa:

Es con gran tristeza y preocupación que vemos la violencia, conflicto y tragedia de los recientes días en Charlottesville, Virginia. La gente de cualquier fe, o de ninguna fe, deberían verse molestos por el aumento en intolerancia, tanto en palabras como en acciones, que vemos por todas partes.

Hace más de una década, el fallecido presidente de la iglesia Gordon B. Hinckley (1910-2008) habló sobre el tema del racismo cuando les habló a los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Él poderosa y claramente enseñó este principio: “Ninguna persona que haga comentarios denigrantes hacia los de otras razas pueden considerarse verdaderos discípulos de Cristo. Ni puede considerarse en armonía con las enseñanzas de la iglesia de Cristo”. Para los miembros de la iglesia, reafirmamos esas enseñanzas hoy y la admonición del Señor de amar a nuestros prójimos.

Nuestras oraciones están con aquellos que sufrieron a causa de esta intolerancia y odio. Oramos por la paz y el entendimiento. Pero, sobre todo, oramos para que nos tratemos con más bondad, compasión y benevolencia.

Uno podría decir, “Pero Manuel, la iglesia tuvo que tomarse su tiempo para escribir algo apropiado. ¿Cuál es el punto de andar apurándose para escribir algo? ¡Lo importante es que lo hicieron!

Sí, es verdad. Pero todavía hay un problema bastante grande. Esas hermanas de la Sociedad de Socorro que ayudaron a organizar esta fatal reunión neonazi y los hermanos que asistieron a las reuniones de los “alt-right” y “alt-white” no han sufrido ninguna consecuencia.

Como bien dicen las Sisters en un post del otro día, mormones que promueven el odio, como la llamada Wife WIth a Purpuse (Esposa con propósito), una blogger que, según el New York Times, “es la cara del alt-right cargado de odio del mormonismo”, han estado escupiendo veneno desde hace mucho y nadie ha hecho nada al respecto. Al mantenerse callados sobre gente como esta, la iglesia tácitamente la está apoyando, o al menos diciendo que no hay nada malo en lo que esta persona está haciendo, mientras que otros que piden respuestas a preguntas difíciles o que quieren saber cuándo las mujeres van a recibir el sacerdocio están siendo expulsados de la iglesia de a montones.

La prioridad en la indignación de la iglesia lo dice todo. Hasta que personas como la Wife with a Purpose sea expulsada, condenada, y usada como un ejemplo de odio al prójimo, la iglesia nos está diciendo que las minorías todavía no tienen un lugar equitativo en la mesa.

_____

Actualización del 17 de agosto

(Visited 260 times, 1 visits today)
http://tinyurl.com/y7m86qoz

1 Comment on "Populares mormonas afroamericanas critican el racismo mormón"

  1. Omar Elías Valenzuela Escobar | 08/18/2017 at 1:52 pm | Reply

    Nadie puede decir que no hay racismo, en algunas personas o liderismo en la Iglesia SUD, además de Clasismo, arribismo, homófobia, lesbofobia, transfobia, etc.
    Lógico, no en todos, pero tampoco como Liderismo hace hincapié en erradicar estos males, y de luchar en la realidad contra ellos.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Optionally add an image (JPEG only)