De mormones y Boy Scouts

Los Boy Scouts finalmente pueden hacer una buena acción

By JAMES DALEMAY para el New York Times

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció la semana pasada que planea reducir su relación con los Boy Scouts de América, removiendo de la organización a todos los chicos mormones de entre 14 y 18 años, los cuales comprenden unos 185.000 scouts. Muchos observadores han especulado que la relación de 100 años entre la Iglesia mormona y los Boy Scouts se estaba disolviendo como resultado de una diferencia de valores, a causa de la opinión cambiante de la organización de los Scouts con respecto a la homosexualidad, y su movida a terminar con sus prácticas de discriminación.

Por lo tanto, ¿esta separación indica que los Boy Scouts de América finalmente están actualizándose con el resto de América en su idea de que tal discriminación es algo malo?

Los Boy Scouts de América concluyeron su prohibición de jóvenes abiertamente gais en el 2013, y consideró terminar con su prohibición de líderes gais en el 2015. Bajo presión de la Iglesia mormona, los Boy Scouts de América no concluyeron de planear su prohibición de líderes scouts homosexuales. Finalmente los Boy Scouts determinaron que la organización a nivel nacional no prohibiría que hubieran líderes scouts gais, pero permitiría que las unidades locales tomaran sus propias decisiones con “respecto al derecho de las organizaciones religiosas participantes”.

La excepción religiosa permitía que las tropas locales, incluyendo a las que estaban afiliadas con la Iglesia mormona, excluyeran a los miembros abiertamente gais de servir como líderes scouts. Pero aún con esta excepción, la Iglesia mormona estaba furiosa por, e hizo público su desagrado con, la relajación de la prohibición. La Iglesia afirmó que la “admisión de líderes abiertamente gais no es consistente con las doctrinas de la Iglesia y lo que tradicionalmente han sido los valores de los Boy Scouts de América”, y notó que, después de estudiar más el tema, la Iglesia podría abandonar el programa scout.

El anuncio reciente de la iglesia mormona sugiere que ese tiempo ha llegado. Este sería, por lo tanto, un buen momento para que los Boy Scouts de América terminen con las discriminaciones en su organización, sin excepciones. Los Boy Scouts han debatido este problema por tantos años, y doy testimonio de la lucha por cambiar a la organización Scout, para que acepte a los jóvenes y líderes gais.

En 1990, los Boy Scouts me expulsaron por ser homosexual. Yo era un asistente de maestro scout de 19 años en la tropa de Nueva Jersey donde obtuve mi insignia de Scout Águila. Durante la siguiente década, luché contra mi expulsión, desafiando a la política anti gay en la base de que violaba la ley de Nueva Jersey contra la discriminación, incluyendo la discriminación contra la orientación sexual.

En el 2000, mi demanda terminó en la Corte Suprema de los Estados Unidos. Los jueces decidieron, en un voto de cinco contra cuatro, que los Boy Scouts de América estaban exceptos de la ley que prohibía la discriminación basada en la orientación sexual a causa de la Primera Enmienda. La corte concluyó que los Boy Scouts tenían un derecho legal a excluir a la gente gay porque la organización los veía como “inmorales” e “impuros”.

Los líderes de los Boy Scouts de América estaban extáticos con la victoria en la corte, creyendo que habían dejado atrás este tema tan contencioso. Pero menos de un año después de la decisión de la Corte Suprema, los Boy Scouts comenzaron a perder apoyo y donaciones. La organización malinterpretó cómo América y la gente joven se sentían con respecto a la discriminación, y por años después de la decisión de la corte, la cobertura negativa de los Boy Scouts en los medios de comunicación hizo que la decisión se convirtiera en una victoria pírrica.(1)

¿Por qué les llevó a los Boy Scouts 13 años desde esa decisión para terminar con su prohibición de jóvenes gais, y otros dos años para modificar su prohibición de los líderes gais? ¿Y por qué la organización todavía permite que sus tropas puedan discriminar abiertamente a los líderes gais? Es claro que una razón primaria fue la influencia de la Iglesia mormona.

La Iglesia SUD fue la primera organización en patrocinar a los Boy Scouts de América, y por más de un siglo, a medida que la Iglesia creció, también lo hicieron los Scouts. Todo barrio o congregación mormona (en los Estados Unidos) incluye una tropa scout, y ellas forman más de un tercio de todas las tropas en el país. Los Boy Scouts de América, como consecuencia, han hecho malabarismos para mantener el apoyo de la Iglesia mormona. Pero mantener este apoyo les ha costado un precio muy alto. La adherencia estricta al código moral mormón —o, como dicen algunos, las tres claves: no gais, no chicas y no ateos— ha causado que los Scouts comprometan uno de sus valores más importantes: que discriminar es incorrecto.

El apoyo a esta política anti gay ha afectado negativamente a los Boy Scouts y a su reputación una vez excelente. Desde la decisión de la Corte Suprema, la membresía en los Boy Scouts ha disminuido unos 2,5 millones, lo cual es más de la mitad de la membresía que la organización tenía en el 2000. Además, una encuesta interna en el 2013 de los 280 consejos locales de Scouts reveló que sentían un “tremendo resentimiento por el daño causado” por la organización nacional “a la marca” de los Boy Scouts de América.

Hoy los Boy Scouts de América tienen la oportunidad de hacer lo correcto, y prohibir todas las discriminaciones anti gais en su organización. Han sido 27 años desde que fui expulsado por ser gay. Es hora de que los Boy Scouts finalmente reconozcan que todas las discriminaciones anti gais son incorrectas.

___

  1. Una victoria pírrica es aquella que se consigue con muchas pérdidas en el bando aparentemente o tácticamente vencedor, de modo que aun tal victoria puede terminar siendo desfavorable para dicho bando (Wikipedia)
(Visited 181 times, 1 visits today)
http://tinyurl.com/lmwae6m

3 Comments on "De mormones y Boy Scouts"

  1. Genial !!! ya son más los que se están bajando del carro y a este paso ya ni si quiera va a haber quien tire de el, se están quedando sin apoyo y sin credibilidad, pensar que los Boy Scouts tuvieron que renunciar a parte de su esencia y propósito para el que fueron creados o reunidos, discriminando y obligando a discriminar con tal de formar parte o estar asociados a lo que ellos creían era una institución recta y honorable, demostrando con hechos que son todo lo contrario a lo que pregonan ser, bien por los Boy Scouts, ahora si están “siempre listos” listos para ser LIBRES !!!

  2. Gracias a Dios que los scouts no dependerán de una iglesia liderada por gente machista y misogena

  3. Pues yo tengo Scouts en mi ciudad y se reúnen en un colegio católico muy grande que hay y no tienen drama..¡? vivo en Uruguay ciudad de Mercedes dpto. Soriano

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Optionally add an image (JPEG only)