Cuento de terror mormón

Modernización del SEI

por Eduardo Silva Manríquez. 

Es el año 2149, dos años antes del colapso de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; estando afuera, en la entrada principal del edificio de Oficinas Generales de la Iglesia. 

Una joven periodista Ángela Denson, recién egresada de la State University of New York At Plattsburgh y, aún más recientemente contratada en CNN, veía llegar el automóvil del representante de ventas de Tokio Robotics, Tatsuo Shimabuku, como éste se bajaba de su vehículo y caminaba con paso seguro hasta casi llegar a la entrada principal del edificio de Oficinas Generales de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Ella, ágil y audaz, secundada por su camarógrafo, se acercó al señor Shimabuku, le acercó micrófono y con una bella sonrisa le dijo: 

Ángela Denson: Señor Shimabuku, bienvenido a Salt Lake City. ¿Es cierto que las negociaciones entre Tokio Robotics y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ya se han cerrado para la implementación de robótica educativa? 

El señor Shimabuku respondió con una sonrisa y luego dijo en un perfecto inglés: 

Tatsuo Shimabuku: Las negociaciones, el entendimiento mutuo van en muy buen camino. Solo queda afinar detalles a fin de implementar el mejoramiento y optimización del proceso docente en el Sistema Educativo de la Iglesia. 

Segundos después, Tatsuo Shimabuku entraba al edificio y los periodistas quedaban atrás. Ángela no supo si fue casual o no el hecho de que las fuentes de agua ubicadas afuera del edificio brindaron un espectáculo singular mientras el señor Shimabuku hacía su recorrido hasta la entrada. Pero sí, la información de sus contactos dentro de las Oficinas Generales y Oficinas Administrativas había sido cierta en lo respecto a la llegada del representante. 

Tatsuo Shimabuku fue recibido en el mesón de atención por una señorita recepcionista, por el secretario de la Mesa Directiva de Educación de la Iglesia, Joseph Kimball (quien también era Portavoz Oficial de la Iglesia), por la Presidenta General de la Mujeres Jóvenes, Clarissa Anderssen, y por el Presidente General de los Hombres Jóvenes, Oliver Rigdon. 

Los tres oficiales de la Iglesia y la recepcionista saludaron al señor Shimabuku al estilo keirei, formando unos perfectos 30° y sin restar una sola fracción de segundo al saludo. El señor Shimabuku respondió con un mismo saludo keirei e inmediatamente después los saludó con un buen apretón de manos al estilo occidental. 

Dejaron atrás a la recepcionista, mientras ella continuaba sus labores de recepción y también hojeaba una revista titulada Atalaya, una de las últimas ediciones de una conocida religión que colapsó a fines del siglo pasado. 

Subieron al piso 16, donde se encontraba el salón de reuniones para el Sistema Educativo de la Iglesia, mientras en el recorrido, el señor Shimabuku observaba el movimiento que se vive a diario en el edificio. 

El salón estaba amoblado con un piano y un himnario. Y sobre las paredes estaba una fotografía de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce junto a una conocida obra de arte danesa. 

Luego de ser atendidos por el personal de camaradería y haber compartido un liviano desayuno con el señor Shimabuku, comenzaron a hablar de negocios.

Presidente McConkie y toda la Iglesia estamos ansiosos por implementar las mejoras de una 

Joseph Kimball, secretario de la Mesa Directiva de Educación de la Iglesia: Señor Shimabuku, el 

pedagogía robótica en nuestras aulas universitarias y centros de seminarios e institutos de religión, pero como sabe, es importante comenzar con un plan piloto, a fin de evaluar trayectorias y resultados. 

objetivos curriculares. La sinapsis de todas nuestras unidades docentes robóticas les permiten implementar y aplicar en aula métodos como el aprendizaje por descubrimiento, modelamiento, 

Tatsuo Shimabuku, representante de ventas de Tokio Robotics: Por supuesto, señor Kimball. Todos nuestros servicios de pedagogía robótica incluyen etapas de implementación piloto donde usted evalúa los currículum enseñados y aprendidos durante todo el proceso educativo docente. Nuestras 

Todos oían atentamente al señor Shimabuku, mientras conceptualizaban en sus mentes las 

unidades robóticas poseen todas las técnicas y métodos de enseñanza aprendizaje, en todos los niveles educativos aplican los respectivos procedimientos, técnicas, métodos y estretegias a fin de lograr los 

La presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Clarissa Anderssen, le preguntó a Tatsuo 

basado en problemas, etc. de manera más eficiente que la enseñanza convencional. 

ventajas de una educación robótica en universidades como Brigham Young Idaho y en seminarios e institutos de religión. 

Shimabuku: 

Clarissa Anderssen: Señor Shimabuku, la educación robótica va de acuerdo a nuestro plan de modernización de aulas; pero, como sabrá, es muy importante para los objetivos de nuestro Sistema Educativo de la Iglesia que los alumnos adquieran su testimonio por medio de la enseñanza. ¿Como 

descubrimiento de un testimonio personal del evangelio. Y nuestros sub-contratistas proveen el 

pueden lograr las unidades róboticas que los alumnos adquieran su testimonio personal acerca del profeta José Smith, El Libro de Mormón, el sacerdocio, la iglesia, los libros canónicos y el profeta actual? 

Tatsuo Shimabuku: A petición de la Mesa Educativa de la Iglesia hemos programado de manera especial a nuestras unidades docentes robóticas para que conduzcan e induzcan a los alumnos al 

ambiente necesario: temperatura ambiente, nivel de luz y sonido, solemnidad de la escena, etc, a fin de que los educandos sientan que adquieren un testimonio. 

Cuando el señor Shimabuku pronunció estas palabras, los ojos de las tres autoridades generales de la iglesia brillaron pensando en cómo los Hombres Jóvenes, Mujeres Jóvenes y adultos solteros obtendrían sus testimonios de una forma más eficiente de lo que hasta ese momento se había logrado. Cada uno pensaba en cómo los porcentajes de inactividad bajarían a casi cero y la retención aumentaría al 100%, cómo se acabarían los jóvenes dubitativos para servir una misión de tiempo completo, cómo se lograrían al fin los objetivos de seminarios e institutos para lograr un testimonio en los hombres y mujeres jóvenes y su disposición de seguir al profeta. 

Si hubieran podido, habrían firmado los contratos ahí mismo. 

Joseph Kimball: Señor Shimabuku, nos parece bien su propuesta de educación robótica para nuestras universidades, seminarios e institutos. Una vez que sea aprobado todo el plan por la Primera Presidencia y el Consejo de los Doce, terminaremos de firmar los contratos legales con su compañía en el edificio de al frente, el edificio de Oficinas Administrativas. 

Todos quedaron conformes con las negociaciones y una vez realizadas todas las exposiciones, dieron por finalizada aquella reunión de negocios y acompañaron al señor Shimabuku hacia la entrada del edificio. 

Mientras bajaban por un ascensor de estilo neoyorquino clásico y de propulsión magnética, abordaron el ascensor un grupo de visitantes noruegos. Tatsuo Shimabuku nunca supo que aquellos

pasajeros del mismo ascensor eran representantes de ventas, al igual que él, pero para la 

implementación de chips neuronales a fin de acelelar el proceso de aprendizaje de idiomas para misioneros nuevos en los Centros de Capacitación Misional, primero en Provo y luego en el resto del mundo. 

Al llegar al mesón de recepeción se despidieron al estilo saikeirei, con unos perfectos 45° de inclinación y demostrando aún más respeto y admiración que al inicio de la mañana. El presidente general de los Hombres Jóvenes, Oliver Rigdon, que había servido su misión en Okinawa apenas cumplió los 18 años de edad, dijo: 

Oliver Rigdon, presidente general de los Hombres Jóvenes: Osewa ni natte orimasu. 

Todo estaba prácticamente listo para implementar la educación robótica en el Sistema Educativo de la Iglesia. Ya era hora de modernizar los sistemas y adecuarse a los nuevos tiempos. 

Más arriba en el edificio de Oficinas Generales, en una amplia oficina casi al llegar al final del alto edificio, la secretaria del Presidente de la Iglesia imprimía copias de un anteproyecto a fin de presentárselo a los miembros de la Primera Presidencia y el Consejo de los Doce en la reunión de todos los jueves, el cual trataba de la futura implementación de educación robótica en Escuela Dominical de Adultos, reunión dominical de quórum de élderes y sociedad de socorro donde se estudia el Manual Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia, hombres, mujeres jóvenes y primaria… 

(Música de terror y suspenso al final).

 

(Visited 37 times, 1 visits today)
+1
One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)