Terapeuta sexual mormona enfrenta medidas disciplinarias y posible excomunión de la Iglesia SUD

 

Escrito por Sarah Pulliam Bailey

https://www.washingtonpost.com/religion/2021/04/22/mormon-sex-therapist-expelled-lds-church/

Una terapeuta sexual que ha desafiado públicamente las enseñanzas de su Iglesia sobre la sexualidad se enfrenta a una posible excomunión como miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Natasha Helfer, de 49 años, quien fue criada por sus padres en la Iglesia SUD desde que tenía 5 años, ha sido un rostro nacional para la defensa de la salud mental entre los mormones. Hace casi una década, escribió una publicación de blog que causó olas en el mormonismo donde declaró que la masturbación no es un pecado y, desde entonces, ha atraído a una amplia audiencia, especialmente entre los mormones y exmormones más progresistas por su franqueza sobre el sexo.

Ella enfrenta un tribunal disciplinario[1] por cargos de apostasía o desacuerdo público con los líderes de la Iglesia. Tales acusaciones son raras y más comunes entre los miembros que promueven la poligamia, según Taylor Petrey, un estudioso de la historia del género y la sexualidad en el mormonismo contemporáneo. Sin embargo, ha habido algunos otros casos de apostasía de alto perfil en los últimos años, incluso contra Kate Kelly, quien abogó por la ordenación de mujeres en la Iglesia y fue excomulgada en 2014.

Helfer dijo de los líderes de la Iglesia SUD: “Están tratando de desacreditarme profesionalmente. Me tratan como a una paria en la comunidad”.

Los expertos en historia mormona dicen que el caso de Helfer también es sorprendente porque ha promovido enseñanzas sobre el sexo que están en línea con otros licenciados profesionales de la salud mental. Su excomunión, temen algunos observadores, podría tener un efecto paralizador en los profesionales de la salud mental mormones que están éticamente obligados a proporcionar a los pacientes recomendaciones basadas en datos concretos, incluso cuando contradicen algunas enseñanzas de la Iglesia SUD o expectativas culturales.

Helfer, quien ha trabajado en servicios de salud mental durante 25 años, dijo que la mayoría de sus pacientes son mormones o exmormones, en parte porque les resulta difícil encontrar un terapeuta profesional que comprenda su fe y sus antecedentes culturales. Los pacientes, dijo, le han dicho que los terapeutas SUD con licencia les dirán que oren o lean las escrituras y algunos terapeutas que no son SUD le sugerirán que se vayan de la Iglesia.

“Vi la necesidad de terapeutas con mentalidad ética que pudieran situarse en ese punto intermedio, sin imponer creencias religiosas sino valorando la importancia de su fe”, dijo Helfer.

Hace unos 10 años, se convirtió en una de las pocas terapeutas sexuales licenciada en el mundo mormón. Dijo que cree que los líderes de la Iglesia están molestos porque apoya la masturbación como una actividad sexual normal y que se ha pronunciado en contra de tratar la pornografía como una adicción al sexo. También apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Helfer, quien se describe a sí misma como una miembro “semiactiva” de la Iglesia, se mudó de Kansas a Salt Lake City en diciembre de 2019. Pero los líderes de la Iglesia en Kansas le han iniciado acciones disciplinarias. Los líderes locales suelen iniciar y llevar a cabo este tipo de iniciativas disciplinarias. Aunque a veces reciben orientación de las principales autoridades de la Iglesia sobre cuestiones de apostasía, no está claro si los líderes SUD de alto rango en Salt Lake City han estado involucrados en el caso de Helfer.

Ella estuvo bajo el escrutinio del liderazgo de la Iglesia el otoño pasado cuando Stephen Daley, presidente de estaca en Derby, Kansas, le envió una carta expresando su preocupación de que sus opiniones públicas sobre el uso de la pornografía, la masturbación y el matrimonio entre personas del mismo sexo contradicen las enseñanzas de la Iglesia. Refiriéndose a sus creencias sobre los miembros LGBTQ, preguntó en una carta del 9 de noviembre de 2020: “¿Considera que la Iglesia es tóxica e insegura para sus miembros?”

Daley señaló cómo Helfer escribió: “Lo último que quiero para mi gente es reemplazar un cretino patriarcal por otro. Puedes citarme en esto. Ten cuidado con cualquier persona/organización/sistema que asuma que sabe mejor que tú sobre lo que necesitas”. Helfer dijo en una entrevista que ese comentario se hizo en su página personal de Facebook y no en un contexto profesional.

En respuesta a esa publicación de Facebook, Daley preguntó si creía que el presidente de la Iglesia SUD era “profeta, vidente y revelador”. También cuestionó su relación con un grupo llamado “Prosperar más allá del mormonismo (Thrive Beyond Mormonism)”, y le preguntó si había animado a los miembros a dejar la Iglesia. Dijo que nunca ha animado a nadie a que se vaya o se quede en la Iglesia y dijo que no sería ético, como médica, que hiciera eso.

Daley también escribió que Helfer despreciaba a los líderes SUD y le preguntó: “¿Por qué el tono abrumador de sus publicaciones es negativo hacia la Iglesia y sus líderes?”

Daley no respondió a las solicitudes de comentarios. Eric Hawkins, portavoz de la Iglesia SUD, dijo en un correo electrónico que la Iglesia no comenta sobre cuestiones disciplinarias. Escribió: “La Iglesia enseña a sus miembros a ser moralmente limpios en todos los sentidos, y que los sentimientos sexuales los da Dios y deben usarse de la manera que Él ha ordenado”.

Dijo que la Iglesia condena la pornografía en cualquier forma, refiriéndose a su manual general, y la masturbación se considera inmoral. “Estos son los principios que serán considerados por los líderes locales en esta circunstancia”, escribió.

En marzo, Helfer recibió una carta informándole que se celebraría una audiencia disciplinaria el domingo en Derby por la “repetida oposición clara y pública de Helfer a la Iglesia, su doctrina, sus políticas y sus líderes”, lo que ella niega.

En la audiencia, Helfer puede defender su derecho a seguir siendo miembro. Los líderes de la Iglesia pueden optar por restringir su membresía si se la considera lo suficientemente arrepentida. Pero dadas sus declaraciones pasadas e intercambios con ellos, la perspectiva de excomunión parece más probable, dijeron Helfer y otros observadores.

Petrey dijo que no tiene conocimiento de un profesional de la salud mental que haya sido excomulgado por cuestiones directamente relacionadas con su trabajo. Los líderes SUD, dijo, han estado en conflicto con los profesionales de la salud mental desde la década de 1950, pero recordó que los psicólogos mormones estuvieron a la vanguardia en la promoción para proveer los medios para el control de la natalidad dentro del matrimonio en las décadas de 1970 y 1980.

La Iglesia SUD, especialmente en una era de podcasts, blogs y redes sociales donde los miembros a veces contradicen abiertamente a los líderes, ha luchado por mantener el control sobre sus límites teológicos y culturales. La sexualidad, el matrimonio y la familia juegan un papel destacado dentro de la doctrina de la Iglesia. En una de sus cartas a Helfer, Daley dijo que le preocupaba que fuera confuso para miembros y no miembros cuando sus puntos de vista provienen de organizaciones profesionales que se identifican y publicitan como “mormones”.

En 2019, la Iglesia SUD decidió que dejaría de usar la palabra “mormón”, pero Helfer todavía usa el término. Los miembros pueden tener puntos de vista personales sobre las políticas que difieren de la enseñanza de la Iglesia, pero aquellos que lo hacen públicamente a veces enfrentan un escrutinio.

Laura M. Brotherson, una terapeuta matrimonial y sexual con licencia que se ha enfrentado con Helfer en el pasado, dijo que tal vez hay de 10 a 20 terapeutas sexuales licenciados en el estado de Utah, y aunque tiene una lista de espera de hasta un año, ella no referiría pacientes a terapeutas como Helfer. Ella siente que Helfer se enfoca en algunos aspectos negativos de la Iglesia SUD y amenaza con socavar la fe al enseñar cosas contrarias a la doctrina.

Brotherson dijo que les dice a sus pacientes que se concentren en las cosas que pueden cambiar dentro de sí mismos, mientras que Helfer tiende a centrarse en temas como la vergüenza sexual en la Iglesia SUD. Cualquiera puede escribir una carta a los líderes de la Iglesia, dijo Brotherson, pero Helfer cruza la línea cuando los critica abiertamente.

“Pensar en decirle a la Iglesia cómo manejar las cosas es como aconsejar al Señor y decirle qué hacer”, dijo Brotherson. “Puedes dirigirte a tu cónyuge y decirle: ‘Ojalá no dejaras los calcetines por el suelo’. Una vez que dices eso y sigues acosándolo, empiezas a afectar la relación”.

Pero otros en el campo de la consejería ven el conflicto de Helfer con la Iglesia como una amenaza. Hasta el jueves, más de 200 profesionales de la salud firmaron una carta al presidente de estaca diciendo que les preocupa que retirar la membresía de Helfer cree una cultura de estigma y vergüenza para los pacientes que buscan terapia.

Lisa Patterson Butterworth, una consejera licenciada con sede en Boise, Idaho, dijo que otros profesionales de la salud mental que son mormones también se preguntan si podrían verse envueltos en problemas similares con su membresía.

“Este es realmente un mal momento para nosotros. Tengo turnos reservados hasta junio y tengo personas en mi lista de espera[2]”, dijo. “Crea una desconfianza generalizada en los profesionales de la salud mental, se puede creer que somos apóstatas porque trabajamos dentro de los límites de nuestra ética profesional”.

Butterworth dijo que muchos pacientes todavía le dicen que la publicación del blog de Helfer sobre la masturbación, a pesar de que tiene casi una década, los ayudó a liberar la vergüenza que sentían y finalmente poder llegar al orgasmo.

“Me sorprendió”, dijo Butterworth cuando se publicó por primera vez. “Espera, ¿qué acaba de decir? Para decirlo, abiertamente, con tanta valentía en un contexto mormón donde andamos de puntitas alrededor de los problemas. Ella es así de valiente”.

Los mormones esperan cierta ortodoxia en torno a ciertos comportamientos, especialmente beber, fumar y el sexo, como parte establecida de la pertenencia a la Iglesia, dijo Jennifer Finlayson-Fife, una de las terapeutas mormonas más respetadas sobre sexualidad y relaciones. Pertenecer a la Iglesia SUD se considera esencial para el bienestar de una persona. Ser excomulgado puede ser devastador y llevar a que la comunidad mormona lo rechace.

“Cuando naces mormón, es como una identidad étnica”, dijo Finlayson-Fife. “Tener un rechazo oficial, es como si tus padres te dijeran que eres un niño echado a perder y que no perteneces porque no ves las cosas como las vemos nosotros”.

Helfer dijo que no sabe por qué los líderes de su congregación en Kansas traen estos temas ahora. Ella cree que existe un posible conflicto de intereses en el proceso disciplinario. Helfer, que está atravesando un divorcio, dijo que el presidente de estaca, Daley, que es ejecutivo de Koch Industries, también es el exjefe de su esposo.

Después de la reunión del domingo, Helfer debería recibir una carta con el veredicto final sobre su condición de miembro en aproximadamente una semana. Varios de sus amigos viajarán a Kansas para estar con ella el domingo, y Helfer cree que una cosa que el mormonismo hace bien es el apoyo comunitario.

“Son buenos para llevar cazuelas cuando las cosas van mal”, dijo.

Pero no espera una cazuela si es excomulgada.

“Son buenos para traer cazuelas cuando cumples con los marcadores de lo que significa pertenecer a la tribu”, dijo.

[1]    No me acuerdo cómo le dicen ahora en la Iglesia (¿Tribunal de amor?)

[2]    La pucha que hay un montón de mormones con problemas de sexo, ¿por qué pasa esto en Sión? (sarcasmo)

(Visited 334 times, 1 visits today)
0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)