Más casos de abuso sexual en la Iglesia Mormona

Abuso sexual en la mormona




http://www.childpro.org/ldscases.html

 1.  James Adams, West Virginia, enero 1996

https://www.nytimes.com/1996/01/17/us/mormon-leaders-in-west-virginia-accused-in-suit-on-child-abuse.html

Este caso fue presentado en el Tribunal de Circuito del Condado de Raleigh en Beckley, West Virginia en enero de 1996. Adams fue un “presbítero ordenado” que sádicamente abusó de sus propios hijos, incluso forzándolos a hacer pornografía que fue confiscada por la policía estatal. La demanda fue de $750 millones de dólares de la Iglesia SUD y de otros acusados. La madre que inició el caso se identificó sólo como Rebecca Doe. Ella alega que líderes de la Iglesia SUD habían sabido del abuso desde 1989, pero no hicieron nada al respecto hasta que Adams fue detenido en 1994. Adams fue condenado a entre 76 y 185 años de prisión. En 1997, la Iglesia SUD buscó que la decisión fuera eliminada ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Charleston, West Virginia, alegando jurisdicción federal en la cuestión. En el otoño, el tribunal federal se negó a aceptar la apelación a la jurisdicción federal y regresó a la corte estatal. También en el otoño de 1997 la Corte Suprema de Virginia Occidental, en una decisión de cuatro votos contra uno, confirmó la sentencia de primera instancia que impedía que los demandantes sirvieran citaciones al Presidente Mormón Gordon B. Hinckley y a otros altos funcionarios y a buscar declaraciones detalladas de los bienes de la Iglesia SUD alegando que era demasiado “opresiva y pesado” para la Iglesia.

En otras palabras, la iglesia se salió con las suyas al no tener que entregar información comprometedora porque “era muy difícil”.

2. Arlo Atkin Condado de Maricopa, Arizona, 1994

https://www.phoenixnewtimes.com/news/horndog-jim-6422831

Este caso surgió en el condado de Maricopa, Arizona en 1994. El demandante, Ellen LNU (apellido desconocido) había sido abusada en dos ocasiones antes de los catorce años. Confundida y angustiada, ella y sus padres se dirigieron a los Obispos Arlo Atkin y James “Jim” Stapley, el último de los cuales es (era) un miembro del Ayuntamiento de Mesa, Arizona. Atkin la recibió en su casa en Mesa, donde iba a vivir con él y su familia. Dos meses más tarde, Atkin comenzó una relación sexual con Ellen, tras lo cual intentó suicidarse. Pero la relación continuó. Miembros de la iglesia comenzaron a sospechar. Se mudó de vuelta a casa con su familia. Unos meses más tarde, Ellen estaba embarazada del hijo de Atkin, pero ella dijo que había sido violada por otra persona. Pero su madre encontró cartas de amor sexualmente explícitas de Atkin a la niña. Atkin se declaró culpable, sirvió 132 días en la cárcel y fue excomulgado. Ellen dio a luz al niño y lo dio en adopción. Atkins violó la libertad condicional al tener contacto con Ellen. El estado actual de este caso es desconocido.

3. Eric Patrick “Ricky” Avant, de Norfolk, Virginia

Este caso surgió en Norfolk, Virginia, Avant era líder de los Cub Scout en la iglesia. Sodomizó a ocho niños. Él tenía una condena previa por sodomía, pero la iglesia no lo desprotegido y nunca declaró a la oficina de los Boy Scouts de América que no había hecho una verificación de antecedentes. La Iglesia SUD, en mayo de 1992, selló la disputa por un monto no revelado.

4. Christian Bearnson, Los Angeles, California, noviembre de 1993

Un veredicto del jurado fue decidido en la corte superior de Los Angeles en noviembre de 1993. Este caso surgió en Pomona, California. El jurado otorgó daños reales y punitivos a los demandantes. Poco después del veredicto, la Iglesia SUD selló la disputa por un monto no revelado y selló el archivo. El acusado era un élder de la iglesia mormona y los demandantes eran dos chicas de catorce años de edad. Tammy LNU y Melody LNU fueron abusadas por Bearnson en un campamento patrocinado por la iglesia. Se presentaron pruebas de que el Obispo Bradley Cutler intentó encubrir el acto. Además, había pruebas de que otras dos chicas en 1990 también habían sido abusadas por Bearnson en un campamento de la iglesia. Las otras dos chicas se habían presentado ante su obispo, Robert Wise, quien se negó a creer sus acusaciones sobre Bearnson y las acusó de inventar las acusaciones para llamar la atención. Wise dijo: “Chris Bearnson es parte del sacerdocio y . . . esas cosas no pasan en nuestra iglesia”. Wise más tarde negó haber hecho el comentario.

5. Gary Arthur Bishop, Utah

Gary Arthur Bishop torturó sexualmente y asesinó a cinco niños, de edades entre 5 y 14. Él era un líder de Boy Scouts en la iglesia mormona.

6. John Charles Blome, Condado de Montgomery, Texas, octubre de 1998

Este caso civil fue presentado en el condado de Montgomery, Texas y fue a juicio con jurado. El caso se resolvió por $4 millones después de que los mormones fueron encontrados negligentes. El 8 de octubre de 1998, un niño de 13 años que fue abusado sexualmente por un líder de los jóvenes en la Iglesia Mormona en Magnolia Ward recibió más de lo que sus propios abogados pedían. Blome abusó de muchos otros niños de la misma zona y en otras áreas. Los ayudantes del sheriff estaban molestos de que el obispo mormón advirtió a Blome sobre la investigación pendiente, y que quemó muchas pruebas antes de que pudieran ser usadas. En un caso anterior contra Blome, la Iglesia Mormona también se encontró negligente.

7. Steven L. Hammock, Salt Lake City, Utah, 1989

Presentado en una corte federal en Salt Lake City, Utah en 1989. La demandante era Michelle Scott, y el caso fue a juicio sin jurado en octubre de 1994. El juez concedió daños y perjuicios en “una cantidad aún por determinar”. La iglesia mormona no era uno de los acusados en el caso, ya que fue a la Corte Suprema de Utah sobre la cuestión de la extensión del privilegio de discreción entre los sacerdotes y el penitente. El tribunal sostuvo que el privilegio incluye todas las conversaciones y la información recibida por un obispo de parte de un miembro, independientemente de si se trataba de una confesión o no. La iglesia mormona no estaba obligada a revelar información que Hammock les había divulgado. No está claro qué evidencia de conocimiento por parte de la iglesia tenía el demandante. Michelle Scott había sido adoptada por la Hammocks, y él abusó de ella desde los 6 hasta los 13 años.

8. Cecil B. Jacobsen, Doctor en Medicina

Este es el infame especialista en infertilidad que fue atrapado usando su propio esperma para fecundar a sus pacientes. La historia salió a la luz cuando varios niños nacieron con el mismo defecto de nacimiento. Desde entonces, él se había mudado a Utah. El motivo de sus acciones puede haber sido la loca creencia mormona de que los hombres han de tener tantos niños como sea posible para aumentar su posteridad en el más allá cuando estén a cargo de sus propios planetas en el cielo.

9. Robert Gene Metcalf, Prescott, Arizona, 1979

Este caso surgió en Prescott, Arizona y fue presentada en la Corte Superior del Condado de Maricopa en mayo de 1993. En 1979, Gail Metcalf encontró a su esposo, Gene Metcalf, teniendo sexo anal con un niño de 13 años que había estado viviendo con ellos. Fue condenado a prisión por seis años por su mala conducta con el niño, así como con los niños de Gail. Ella se divorció de él y la Iglesia lo excomulgó. Sus derechos de padre no fueron terminados, sino que firmó un contacto de no tener contacto con estos niños por seis meses después de salir de la cárcel. En 1987, Gail Metcalf desarrolló un tumor cerebral y necesitó tratamiento médico extenso. Se puso en contacto con su obispo local para discutir qué pasaría con sus hijos mientras ella iba a estar hospitalizada. Su demanda civil alega que fue ordenado por su obispo y presidente de estaca enviar a sus hijos a vivir con Gene Metcalf y que supervisaría la situación para asegurarle que los niños estaban a salvo. Ella los envió a vivir con él durante ocho meses y fueron abusados otra vez. Durante su sentencia hubo fuerte presión por parte de algunos políticos vinculados a la Iglesia en defensa de Gene Metcalf. Los obispos locales involucrados y que pueden ser nombrados son Grant Shumway y Don Excell. El caso se resolvió por un monto no revelado en favor de los niños Metcalf.

10. Ralph Neeley, Condado de Jefferson, Texas, 1995

Este caso surgió en el condado de Jefferson, Texas (Port Arthur). En enero de 1995, la Iglesia selló el caso por una cantidad no revelada con los padres de una niña de ocho años de edad que fue abusada sexualmente en repetidas ocasiones en una capilla mormona por Neeley. Neeley era miembro del sacerdocio mormón y su obispo sabía de las acusaciones, pero no lo denunció. Los actos de Neeley contra la chica eran tan asquerosos que recibió cadena perpetua en la cárcel. Los líderes de la Iglesia afirman que animaron a Neeley a entregarse a la policía. John Charles Blome (de uno de los casos mencionados anteriormente) y Neeley eran amigos. Neeley fue a la cárcel por primera vez. Esta lección de no denunciar [a los abusadores a la policía] es algo que estos obispos mormones podrían haber aprendido la primera vez, ya que en ambos casos se trataba de las mismas autoridades mormonas. Una vez más, permitieron que más niños fueran lastimados a la vez que protegieron a los depredadores pedófilos. El caso se resolvió por un monto no revelado.

11. John D. Parkinson, Doctor de Medicina, Presidente de Estaca en Fairfield, California

Este caso tuvo lugar en Fairfield, California y fue presentada en la Corte Superior del Condado de Solano. John D. Parkinson fue un presidente de estaca mormón que utilizó su posición de confianza como líder médico y religioso para abusar y diagnosticar mal a las mujeres y a los niños que asistían a la Iglesia Mormona. Un miembro femenino comenzó a preocuparse por su tratamiento y recogió relatos de su abuso y los llevó al liderazgo mormón. Él fue protegido por las más altas autoridades de la Iglesia y esta mujer se mudó después de haber sido llamada una “alborotadora”. Esto le permitió tener rienda suelta entre los miembros y llevó años quitarle su licencia para practicar la medicina. Su licencia fue retirada en parte por diagnosticar a mujeres con cáncer, prescribirles quimioterapia, y luego decirles que estaban curadas cuando en realidad nunca habían tenido cáncer. Sin embargo esto no le impidió ejercer la medicina y desde entonces ha sido encontrado culpable de practicar la medicina sin licencia y otros delitos relacionados con las alegaciones anteriores.

12. Lloyd Gerald Pond, Salt Lake City, Utah, Marzo de 1997

Este caso fue presentado en el Tribunal del Tercer Distrito en Salt Lake City, Utah. Pond era un portavoz de la Iglesia Mormona, el presentador y productor ejecutivo del programa de asuntos públicos de la Iglesia SUD, “Times and Seasons”, de difusión nacional y en el extranjero. El programa se centraba en cuestiones morales y sociales, incluyendo el abuso infantil. Pond preparó a una niña de once años de edad, y finalmente la fotografió desnuda y abusó sexualmente de ella a los 13 años. Recibió un trato con el fiscal que fue criticado en la prensa por ser demasiado indulgente. La negociación fue considerada “tratamiento especial” debido a su posición y sus conexiones. Un artículo de prensa del 2 de marzo de 1997 analiza los intentos del demandante de obtener los archivos de las pesquisas del fiscal en el caso de Pond y de la resistencia ofrecida por la oficina de los fiscales de distrito de Salt Lake City a la orden civil.

13. Richard Kenneth Ray, Condado de Maricopa, Arizona, 1987

El caso fue presentado en el condado de Maricopa, Arizona alrededor de 1987. Este caso involucra abusos de una niña de dos años de edad, a quien Ray y su esposa cuidaron durante un año y medio. El juicio acusó a la iglesia de negligencia por no informar a las autoridades de las acciones de Ray y por no ofrecerle asesoramiento. Este caso fue objeto de un fallo por parte de una Corte de Apelaciones de Arizona diciendo que el privilegio de discreción entre el miembro y el sacerdote no aplicaba porque el autor del crimen había confesado a la policía. El tribunal ordenó a los obispos mormones que revelaran lo que Ray les había dicho acerca de los abusos anteriores. La Iglesia resolvió el caso el 9 de enero de 1990, el día del juicio, por un monto no revelado.

14. Michael Rex Shean, Santa Maria, California

Este caso surgió en Santa Maria, California. Shean era un abogado y líder de la Iglesia Mormona que utilizó su posición como entrenador, abogado y profesor de religión para preparar a los niños para la seducción. El presidente de estaca en el caso era un agente del FBI, Nolan Phillips, quien debería haber estado mucho más alerta al problema de un pedófilo depredador en su rebaño. La Iglesia Mormona fue encontrada negligente y el caso se resolvió por una cantidad no revelada.

15. Peter Brackner Purvis, Mississippi

La demanda alega abuso de menores en Columbia. Un hombre de Mississippi que afirma que fue abusado sexualmente cuando era niño por un líder Boy Scout está demandando a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Jason Dunaway, de 24 años, ha demandado a la iglesia por $25 millones y dice en su demanda que la Iglesia Mormona no hizo nada para impedir los ataques sexuales contra él por el maestro scout Peter Brackner de Purvis. Dunaway dijo que le había dicho a un líder mormón de la supuesta mala conducta sexual, pero no hizo nada. Dunaway fue parte de una tropa de boy scouts patrocinada por la iglesia mormona de Columbia, según su demanda presentada el martes ante el Tribunal de Circuito del condado de Lamar. Afirma en la demanda que el abuso comenzó cuando tenía 11 años de edad en 1985. Una demanda similar fue presentada esta primavera por un pariente de Dunaway. John Clark, un abogado de Jackson que ha representado a la iglesia mormona, dijo que la iglesia “aborrece el abuso sexual, el abuso conyugal, y cualquier tipo de abuso”.

16. LaVar Withers, Doctor en Medicina, Rexburg, Idaho

Este caso fue presentado como una demanda colectiva en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Idaho y surgió en Rexburg, Idaho, una comunidad mormona. La demanda no nombra la iglesia mormona como acusado, sino que a Madison Memorial Hospital, así como a Withers y Rexburg Medical Center. Más de 125 mujeres y niños se acercaron al Centro de Respuesta de Crisis por Violación a contar de su abuso durante un período de treinta años. Numerosas mujeres les habían dicho a sus Obispos de su abuso a través de los años. Aun así, la Iglesia Mormona protegió al acusado y lo ayudó con su defensa acusando a las mujeres de ser alborotadoras insatisfechas. Su sentencia penal fue extremadamente ligera teniendo en cuenta sus crímenes: Treinta días en suspensión y una pequeña multa. Había ocho niños en la causa penal. Whithers se enfocó en mujeres jóvenes que se habían mudado de sus hogares por primera vez para atender la universidad mormona local. Todas las víctimas, fiscales, jueces, médicos y representantes de la ley son mormones, por lo que sería muy poco probable que la Iglesia SUD fuera nombrada como acusado por actos negligentes. Este es un caso en que el Condado debe demandar a la Iglesia Mormona por no informar del abuso a las autoridades.

Por desgracia, la misma Iglesia SUD y el mismo hospital observaron en silencio mientras un bebé de tres meses, William Genther, fue torturado hasta la muerte. El niño fue llevado al hospital ocho veces con lesiones graves y nunca se el informó a las autoridades. En una de los reportes noticieros se establece que la madrastra del padre, Gleneen Genther, informó a las autoridades de la iglesia que temía por la vida del bebé, pero no hicieron nada.

(Visited 18 times, 1 visits today)
0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)