“Y no seré feliz, pero estoy casada”. Violencia de género, 1a parte: Introducción y definición

Por Vanina

La típica frase tan común que usamos o hemos usado las que fuimos esposas sólo porque así se nos dijo que teníamos que ser y seguir… casadas. Se nos dijo desde niñas, cada semana, cuando en el cerebro era tan fácil implantar ideas como Santa Claus y conceptos abstractos como ese que dice que cumplir es igual a bendiciones y hacer algo distinto es igual a infierno y todo entre el conejo de pascua, los reyes magos y el castigo en el lago de azufre o el reino celestial juegan a la ronda en la cabeza fértil de las mentes en desarrollo.

Hola a todos, soy Vanina. Hace unos siete meses dejé de asistir a la corporación; y sin culpa, porque me cayó la ficha de que la iglesia no era verdadera a través de leer los ensayos del evangelio en el mismo sitio de la iglesia. Yo fui misionera para la iglesia y disfruté cada minuto que pude en ese tiempo. Conocí gente que amo y tuve experiencias increíbles. Soy mamá de dos varones muy amorosos y puedo decir que es un hermoso privilegio no estar criando niños indoctrinados ni con el cerebro lavado, ni tampoco hijos sanos del patriarcado.

Hago muchas cosas; trabajo fuera de casa dando clases de danzas y en casa en diseño gráfico, además de todo lo que la casa y los hijos requieren. Iba a coro de estaca cuando todavía asistía y lo amaba…

Yo también tenía en la mente grabado a fuego que un día me iba a casar por el templo con un joven digno y luego seríamos felices y podríamos progresar hasta la exaltación. Y la verdad es que el sueño se terminó cuando por fin, y después de mucha lucha interna y externa, decidí que ese matrimonio jamás me haría feliz ni en esta vida ni en la próxima.

No era feliz ni me sentía amada.

En esta sección hablaré sobre temas referidos a la violencia de género. Su definición, los distintos tipos de violencia y especialmente la violencia religiosa e institucional. Desde lo micro: la casa, la persona, el hogar; hasta lo macro: autoridades y líderes locales e internacionales.

Quiero que sepan que deseo comunicarme lo mejor posible, que no haya dudas o confusiones, y que si las hay, por favor háganmelo saber para poder corregir cualquier error. El deseo es proveer herramientas para todas aquellas personas pasando por situaciones de violencia, es decir, hombres, mujeres y niños. Me apoyo en material de lectura de autores capacitados en el área de la salud mental, datos estadísticos y algo de experiencia personal.

La violencia de género ha sido, y sigue siendo, una de las manifestaciones más claras de la desigualdad, subordinación y de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. Este tipo de violencia se basa y se ejerce por la diferencia subjetiva entre los sexos. En pocas palabras, las mujeres sufren violencia por el mero hecho de ser mujeres, y las víctimas son mujeres de cualquier estrato social, nivel educativo, cultural o económico. La violencia de género es aquella que se ejerce sobre las mujeres por parte de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones de afectividad (parejas o exparejas). El objetivo del agresor es producir daño y conseguir el control sobre la mujer, por lo que se produce de manera continuada en el tiempo y sistemática en la forma, como parte de una misma estrategia. Ley Orgánica 1/2004 Artículo 1, de Protección Integral contra la Violencia de Género, dice,

Todo acto de violencia (…) que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia. (…) que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.

Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer AG ONU, 1993:

Todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada.

Me gustaría que quede claro: los hombres que son asesinados por mujeres, no son asesinados porque son hombres sino por otras circunstancias.

Se sabe que también existen casos de mujeres violentas. Por lo tanto deseo que quede claro que en términos generales estaré hablando de la violencia que ejerce el hombre hacia la mujer, pero sepan que la ayuda se ofrece a todos por igual.

Con estas difusiones deseo informar, concientizar, visibilizar, apuntar, dar nombre a, ayudar, esclarecer, enriquecer con conocimiento, porque en un tiempo yo también fui ignorante de todo esto y lo aprendí y me quedan muchas cosas por aprender.

Cuando vas a realizar un viaje en avión la indicación es que en el caso de ocurrir una descompensación de la presión, al bajar las máscaras de oxígeno, es de carácter obligatorio que los adultos se las coloquen primero y luego a los niños. Esta metodología tiene por objetivo mantener a salvo a todos.

Así también es en caso de violencia. Me separé hace siete años, en el 2013, y durante los casi nueve años de casada, puedo decir que la remé en dulce de leche como decimos acá en mi país. Como quien sueña que corre pero no avanza.

Hay muchas razones por las que una persona bajo una situación de subyugación, no se libera. Se crea un síndrome, y la persona que era antes queda tapada por la nueva sombra de lo que es, sin herramientas, sin voz, sin poder tomar decisiones, con miedo, con tristeza y mucha culpa. Algunas de las excusas más escuchadas para no decidir separarse (y por favor no vayan a pensar que estoy haciendo apología al divorcio o la separación, ya que de lo que estamos hablando aquí es de una relación tóxica que, si no se corta, se perpetúa a través de los hijos que crecen viendo eso y en donde la víctima es probable que muera, ya sea física o emocionalmente).

Y las razones pueden ser el compromiso adquirido, el casamiento en el templo, la eternidad por venir, los convenios y promesas, los niños, la gente alrededor, familiares y amigos, los niños que van a quedar “sin padre” (y rompemos esta mala concepción ahora mismo: los chicos siguen teniendo papá. No vive en la casa, pero él puede y tiene todo el derecho, al igual que los niños, de que siga siendo su padre y ejerciendo la paternidad y a través de acuerdos mejor conformados por la ley con régimen de visitas). He visto con mis propios ojos a mis hijos recibir un mejor padre, más presente, atento con regalos para sus cumpleaños y navidad. Y si miento, que se me aparezca Nefi con la espada de Labán ya mismo.

Otras de las excusas es: dónde voy a vivir, qué vamos a comer, de dónde va a entrar la comida, quién va a cuidar a los chicos, qué haremos con la casa, con el departamento, con el alquiler, con el favor que nos hacía tal persona al alojarnos acá, etc.

Entonces aclarando: los chicos no se quedan sin padre a menos que haya un caso serio de violencia y abuso contra ellos, y ahí sí será imperioso actuar urgentemente para cuidarlos y que reciban lo que sea que necesiten para que puedan atravesar esa situación y superarla. Los lugares donde vivir aparecen, las personas que nos pueden ayudar aparecen, trabajo siempre hay y todo es de a poco. Así como el paraíso que pensamos se fue convirtiendo de a poco en un pantano, de a poco podrá también salirse de ahí y comenzar una nueva vida en paz y salud mental.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)