La masacre de Mountain Meadows

 

Pesquisas Mormonas Episodio 207: La masacre de Mountain Meadows
Free Download {{embed_code}} Copy Embed Embed

La masacre de Mountain Meadows

INTRODUCCIÓN

La masacre de Mountain Meadows fue una serie de ataques contra el grupo emigrante de carretas de Baker-Fancher, en Mountain Meadows, en el sur de Utah. Los ataques comenzaron el 7 de septiembre y culminaron el 11 de septiembre de 1857, lo que resultó en la masacre masiva de la mayoría en el grupo de emigrantes por miembros de las Milicias Territoriales de Utah del distrito del Condado de Iron, junto con algunos indios Paiute.

El grupo de carretas, en su mayoría familias de Arkansas, se dirigía a California en una ruta que pasaba por el Territorio de Utah, durante un conflicto más tarde conocido como la Guerra de Utah. Después de llegar a Salt Lake City, el grupo de Baker-Fancher se dirigió hacia el sur y, finalmente, se detuvo a descansar en Mountain Meadows. Mientras los emigrantes estaban acampados en el prado, los líderes de las milicias cercanas, entre ellos Isaac C. Haight y John D. Lee, hicieron planes para atacar el grupo de carretas.

La milicia, oficialmente llamada la Legión de Nauvoo, estaba compuesta por colonos mormones de Utah. Al querer dar la impresión de hostilidades tribales, su plan era armar a algunos Paiutes del sur y persuadir a los nativos americanos para que se unieran a un gran grupo de milicianos disfrazados de nativos americanos en un ataque. Durante el primer asalto de la milicia al grupo de carretas, los emigrantes contraatacaron y se produjo un asedio de cinco días. Con el tiempo, entre los líderes de la milicia se esparció el temor de que algunos emigrantes habían visto a hombres blancos y probablemente habían descubierto la identidad de sus atacantes. Como resultado, el comandante de la milicia William H. Dame ordenó a sus fuerzas que mataran a los emigrantes. Para entonces, los emigrantes se estaban quedando sin agua y provisiones, y permitieron que algunos miembros de la milicia que se acercaban (que portaban una bandera blanca) entraran a su campamento. Los miembros de la milicia aseguraron a los emigrantes que estaban protegidos y los escoltaron fuera de la improvisada fortificación. Después de caminar una cierta distancia del campamento, los milicianos, con la ayuda de las fuerzas auxiliares que se escondían cerca, atacaron a los emigrantes. Los perpetradores mataron a todos los adultos y niños mayores (un total de aproximadamente 120 hombres, mujeres y niños). Diecisiete niños, todos menores de siete años, se salvaron.

Después de la masacre, los perpetradores enterraron apresuradamente a las víctimas, dejando los cuerpos vulnerables a los animales salvajes y al clima. Las familias locales se llevaron a los niños sobrevivientes y muchas de las posesiones de las víctimas fueron subastadas. La investigación, después de ser interrumpida por la Guerra Civil Americana, resultó en nueve acusaciones durante 1874. De los hombres acusados, solo John D. Lee fue juzgado en un tribunal de justicia. Después de dos juicios en el Territorio de Utah, Lee fue condenado por un jurado, condenado a muerte y ejecutado por el pelotón de fusilamiento de Utah el 23 de marzo de 1877.

Hoy en día, los historiadores atribuyen la masacre a una combinación de factores, incluida la histeria guerrera causada por una posible invasión del territorio mormón y las enseñanzas mormonas contra los forasteros, las que formaron parte del período de la Reforma mormona. Los académicos debaten si los líderes mormones de alto nivel, incluyendo a Brigham Young, instigaron directamente la masacre o si la responsabilidad recae en los líderes locales en el sur de Utah.

HISTORIA

A principios de 1857, varios grupos de emigrantes de la región noroeste de Arkansas comenzaron su viaje a California, uniéndose en el camino para formar un grupo conocido como el grupo de Baker-Fancher. La mayoría de los grupos eran de los condados de Marion, Crawford, Carroll y Johnson en Arkansas, y se habían reunido en un grupo de carretas en Beller’s Stand, al sur de Harrison, para emigrar al sur de California. Este grupo se denominó inicialmente tanto como el grupo de Baker como el grupo de Perkins, pero después de unirse a otros grupos de Arkansas y dirigirse hacia el oeste, pronto se llamó el grupo de Baker-Fancher. Fue nombrado por el “Coronel” Alexander Fancher, quien, habiendo realizado el viaje a California dos veces antes, se había convertido en su líder principal. [2]  Para los estándares contemporáneos, el grupo de Baker-Fancher era próspero, cuidadosamente organizado y bien equipado para el viaje. [3]  Fueron acompañados en el camino por familias e individuos de otros estados, incluyendo Missouri. [4]  Este grupo era relativamente rico y planeaba reponer sus suministros en Salt Lake City, al igual que la mayoría de los grupos de carretas en ese momento. El grupo llegó a Salt Lake City con unos 120 miembros.

En el momento de la llegada de los Fanchers, el Territorio de Utah estaba organizado como una democracia teocrática bajo la dirección de Brigham Young, quien había establecido colonias a lo largo del Sendero de California y del Old Spanish Trail (Sendero Español Viejo). El presidente James Buchanan había emitido recientemente una orden para enviar tropas a Utah. Se difundieron rumores en el territorio sobre los motivos del movimiento de tropas federales. Young emitió varias órdenes, instando a la población local a prepararse para la llegada de las tropas. Finalmente, Young emitió una declaración de ley marcial. [5]

Al grupo de Baker-Fancher se le negó la compra de ganado en Salt Lake City y optaron por salir y tomar el Old Spanish Trail, el que pasaba por el sur de Utah. En agosto de 1857, el apóstol mormón George A. Smith, de Parowan, viajó por todo el sur de Utah, instruyendo a los colonos que almacenaran grano. Durante su viaje de regreso a Salt Lake City, Smith acampó cerca del grupo de Baker-Fancher el 25 de agosto en Corn Creek, (cerca del actual Kanosh) 70 millas (110 km) al norte de Parowan. Habían viajado 165 millas (266 km) al sur de Salt Lake City, y Jacob Hamblin sugirió que el grupo de carretas siguiera su camino y descansara su ganado en Mountain Meadows, donde había buenos pastos y estaba adyacente a su granja.

Si bien la mayoría de los testigos dijeron que los Fanchers eran en general un grupo pacífico cuyos miembros se comportaron bien a lo largo del camino, se difundieron rumores sobre delitos cometidos por ellos. [6] El comandante de Brevet, James Henry Carleton, dirigió la primera investigación federal sobre los asesinatos, publicada en 1859. Registró el relato de Hamblin, quien alegó que el grupo envenenó un manantial cerca de Corn Creek; esto resultó en la muerte de 18 cabezas de ganado y de dos o tres personas que comieron la carne contaminada. Carleton entrevistó al padre de un niño que supuestamente había muerto a causa de ese manantial envenenado y aceptó la sinceridad del afligido padre. Pero, también incluyó una declaración de un investigador que no creía que el grupo de Fancher fuera capaz de envenenar el manantial, dado su tamaño. Carleton invitó a los lectores a considerar una posible explicación para los rumores de delitos, señalando la atmósfera general de desconfianza entre los mormones hacia los extraños en ese momento, y que algunos lugareños parecían celosos de la riqueza del grupo de Fancher. [7]

El grupo Baker-Fancher dejó Corn Creek y continuó las 125 millas (201 km) hasta Mountain Meadows, pasando Parowan y Cedar City, comunidades del sur de Utah dirigidas respectivamente por los presidentes de estaca William H. Dame e Isaac C. Haight. Haight y Dame fueron, además, los principales líderes militares regionales de la milicia mormona. A medida que se acercaba el grupo de Baker-Fancher, los líderes locales de los Santos de los Últimos Días celebraron varias reuniones en Cedar City y en las cercanías de Parowan, reflexionando sobre cómo implementar la declaración de Young de ley marcial. [8]  En la tarde del domingo 6 de septiembre, Haight llevó a cabo su reunión semanal de sumo consejo después de los servicios religiosos, y tocó el tema de qué se debía hacer con los emigrantes. [9]  Se discutió el plan de una masacre de nativos americanos, pero no todos los miembros del Consejo estuvieron de acuerdo en que fuera el enfoque correcto. [9]  El Consejo decidió no tomar ninguna medida hasta que Haight enviara a un jinete, James Haslam, al día siguiente para llevar un expreso a Salt Lake City (un viaje de ida y vuelta de seis días a caballo) por el consejo de Brigham Young, ya que Utah aún no tenía un sistema de telégrafo. [9] Siguiendo el consejo, Isaac C. Haight decidió enviar un mensajero al sur a John D. Lee. [9]  Lo que Haight le dijo a Lee sigue siendo un misterio, pero considerando el período de tiempo, pudo haber tenido algo que ver con la decisión del consejo de esperar palabra de Brigham Young. [10]

El grupo de Baker-Fancher, un tanto desanimado, encontró agua y pastoreo fresco para su ganado después de llegar a Mountain Meadows, una conocida parada en el camino al Old Spanish Trail, a principios de septiembre. Anticiparon varios días de descanso y recuperación allí antes de que las próximas 40 millas (64 km) los sacaran de Utah. Pero, el 7 de septiembre, el grupo fue atacado por milicianos mormones vestidos de indios así como algunos indios paiutes. [11]  El grupo de Baker-Fancher se defendió bajando y formando un círculo con sus carros, con las ruedas encadenadas, junto con la excavación de trincheras poco profundas y arrojando tierra tanto debajo como dentro de los carros, lo que formaba una fuerte barrera. Siete emigrantes murieron durante el ataque de apertura y fueron enterrados en algún lugar dentro del cerco del vagón. Dieciséis más fueron heridos. [12][13] El ataque continuó por cinco días, durante los cuales las familias asediadas tuvieron poco o ningún acceso a agua dulce o comida de caza y sus municiones se agotaron. [14] Mientras tanto, la organización entre los líderes locales mormones se desintegró [15]  Con el tiempo, entre los líderes de la milicia se esparció el temor de que algunos emigrantes habían visto a hombres blancos y probablemente habían descubierto quiénes eran realmente sus atacantes. Esto dio lugar a una orden de matar a todos los emigrantes, [16] con la excepción de los niños pequeños, quienes, supusieron, no recordarían lo sucedido. [17]

El viernes 11 de septiembre de 1857, dos milicianos se acercaron a los vagones del grupo de Baker-Fancher con una bandera blanca y pronto fueron seguidos por el agente indio y oficial de la milicia John D. Lee. Lee les dijo a los emigrantes cansados por la batalla que él había negociado una tregua con los Paiutes, por lo que podrían ser escoltados de manera segura por las 36 millas (58 km) de regreso a Cedar City bajo la protección mormona a cambio de entregar todo su ganado y suministros a los nativoamericanos. [19] Aceptando esto, los emigrantes salieron de su fortificación. Los hombres adultos fueron separados de las mujeres y los niños. Los hombres fueron emparejados con un escolta de la milicia. Cuando se dio una señal, los milicianos se volvieron y dispararon a los miembros varones del grupo Baker-Fancher que estaban a su lado. Las mujeres y los niños fueron emboscados y asesinados por más milicias que se escondían en los arbustos y barrancos cercanos. Los miembros de la milicia juraron guardar el secreto. Se estableció un plan para culpar a los indios por la masacre. La milicia no mató a algunos niños pequeños que se consideraron demasiado jóvenes como para contar la historia. Estos niños fueron acogidos por familias mormonas locales. Diecisiete de los niños fueron reclamados más tarde por el ejército de los Estados Unidos y devueltos a sus familiares en Arkansas. [20]

Leonard J. Arrington, fundador de la Asociación de Historia Mormona, informa que Brigham Young recibió al jinete, James Haslam, en su oficina el mismo día. Cuando supo lo que los líderes de la milicia contemplaron en Parowan y Cedar City, envió una carta en la que se decía que no debían entrometerse con el grupo de Baker-Fancher, y que se les debería permitir ir en paz (aunque reconoció que los indios harían “lo que les plazca”). [13][21] La carta de Young llegó dos días demasiado tarde, el 13 de septiembre de 1857.

Se informó que parte de la propiedad de los muertos fue tomada por los nativos americanos involucrados, mientras que los mormones del sur de Utah, incluyendo a John D. Lee, tomaron grandes cantidades de sus objetos de valor y ganado. Algunos de los ganados fueron llevados a Salt Lake City y vendidos o canjeados. La propiedad personal restante del grupo de Baker-Fancher fue llevada a la casa de diezmo en Cedar City y subastada entre los mormones locales. [22]

Una investigación temprana fue realizada por Brigham Young, [13] quien entrevistó a John D. Lee el 29 de septiembre de 1857. En 1858, Young envió un informe al Comisionado de Asuntos Indios afirmando que la masacre fue obra de los nativoamericanos. La Guerra de Utah retrasó cualquier investigación por parte del gobierno federal de los EE. UU. hasta 1859, cuando Jacob Forney [23] y el comandante Brevet James Henry Carleton, del Ejército de los EE. UU., realizaron sus investigaciones. En la investigación de Carleton, encontró el pelo de una mujer enredado en un cepillo de salvia y los huesos de niños aún en brazos de sus madres en Mountain Meadows. [24]  Carleton dijo más tarde que era “una imágen que no se puede olvidar”. Después de recoger los cráneos y los huesos de los que habían muerto, las tropas de Carleton los enterraron y levantaron un mojón y una cruz. [24]

Carleton entrevistó a unos pocos colonos mormones locales y a los jefes indios de Paiute, y concluyó que hubo una participación mormona en la masacre. Emitió un informe en mayo de 1859, dirigido al Asistente general adjunto de los Estados Unidos, en el que exponía sus conclusiones. Jacob Forney, Superintendente de Asuntos Indios de Utah, también realizó una investigación que incluyó visitar la región en el verano de 1859 y recuperó a muchos de los niños sobrevivientes de las víctimas de la masacre que habían sido alojados con familias mormonas, y los reunió para prepararlos para el transporte a sus familiares en Arkansas. Forney concluyó que los Paiutes no actuaron solos y que la masacre no habría ocurrido sin los colonos blancos [25] , mientras que el informe de Carleton al Congreso de los EE. UU. calificó al asesinato en masa como “un crimen atroz”, [7] culpando tanto a los líderes locales como a los líderes más altos por la masacre.

Un juez federal que entró en el territorio después de la guerra de Utah, el juez John Cradlebaugh, convocó en marzo de 1859 a un gran jurado en Provo en relación con la masacre, pero el jurado rechazó toda acusación. [26]  Sin embargo, Cradlebaugh realizó un recorrido por el área de Mountain Meadows con una escolta militar. [27] Cradlebaugh intentó arrestar a John D. Lee, a Isaac Haight y a John Higbee, pero estos hombres huyeron antes de que pudieran encontrarlos. [28]  Cradlebaugh culpó públicamente a Brigham Young por ser el instigador de la masacre y, por lo tanto, como un “cómplice del delito”. [27]  Posiblemente como medida protectora contra el desconfiado sistema judicial federal, el juez de la corte testamentaria territorial mormona, Elias Smith, arrestó a Young bajo una orden judicial, tal vez esperando desviar cualquier juicio de Young a un tribunal territorial mormón amistoso. [29]  Cuando no se presentaron cargos federales, aparentemente se liberó a Young [27].

Otras investigaciones, interrumpidas por la Guerra Civil Estadounidense en 1861, [30] procedieron nuevamente en 1871, cuando los fiscales obtuvieron la declaración jurada del miembro de la milicia Philip Klingensmith. Klingensmith había sido obispo y herrero en Cedar City; para la década de 1870, sin embargo, había abandonado la iglesia y se había mudado a Nevada. [31]

Lee fue arrestado el 7 de noviembre de 1874. [32] Dame, Philip Klingensmith y otros dos (Ellott Willden y George Adair, Jr.) fueron acusados y arrestados mientras se obtenían órdenes para perseguir los arrestos de otros cuatro (Haight, Higbee, William C. Stewart y Samuel Jukes) que se habían escapado. Klingensmith se libró de ser acusado al aceptar dar su testimonio. [33]

Brigham Young eliminó a algunos participantes, incluyendo a Haight y a Lee, de la Iglesia SUD en 1870. Los Estados Unidos ofreció recompensas de $ 500 (cerca de $ 10.000 [34] en dinero actual) cada uno por la captura de Haight, Higbee y Stewart, mientras que los fiscales optaron por no continuar con sus casos contra Dame, Willden y Adair.

NOTAS Y REFERENCIAS

  1. Gilbert King (February 29, 2012). “The Aftermath of Mountain Meadows”. Smithsonian.com
  2. Will Bagley, Blood of the Prophets: Brigham Young and the Massacre at Mountain Meadows; pp. 55–68; Finck (2018)
  3. Hubert Howe Bancroft, The Works of Hubert Howe Bancroft: History of Utah, 1540–1886, Volume 26; p. 545; William Alexander Linn, The Story of the Mormons: From the Date of their Origin to the Year 1901; chap. XVI, 4o párrafo
  4. Bancroft; p. 544; Josiah F.Gibbs, The Mountain Meadows Massacre; p. 12
  5. Morris A. Shirts y Allan Kent Powell, ed., Utah History Encyclopedia: “Mountain Meadows Massacre”; 2o párrafo
  6. Brigham Young (30 de abril, 1877)“Interview with Brigham Young”. Deseret News (publicado el 23 de mayo, 1877)
  7. James Henry Carleton. Special Report of the Mountain Meadow Massacre. Washington: Government Printing Office
  8. Shirts, párrafo 6
  9. Laban Morrill (septiembre, 1876). “Laban Morrill Testimony—Witness for the Prosecution at Second Trial of John D. Lee September 14 to 20, 1876 (Mountain Meadows Massacre Trials (John D. Lee Trials) 1875–1876)”. The Mountain Meadows Association
  10. Ronald W. Walker, Richard E. Turley, Jr., Glen M. Leonard. Massacre at Mountain Meadows
  11. Shirts, párrafo 8
  12. Charles W.Penrose; James Holt Haslam. Supplement to the lecture on the Mountain Meadows massacre. Important additional testimony recently received
  13. Leonard J. Arrington, Brigham Young: American Moses; p. 257
  14. Shirts, párrafo 8
  15. Shirts, párrafo 6
  16. Ronald W. Walker, “‘Save the emigrants’, Joseph Clewes on the Mountain Meadows massacre (Joseph Clewes – eyewitness – Statement)”, BYU Studies; pp. 139–152
  17. Walker, Turley, Leonard, Massacre at Mountain Meadows; pp. 174, 178–180
  18. “Mountain Meadows Massacre Site in Utah por Phil Konstantin”. americanindian.net
  19. Shirts, párrafo 9
  20. Juanita Brooks, The Mountain Meadows Massacre; pp. 101–105
  21. Brigham Young to Isaac C. Haight, September. 10, 1857, Letterpress Copybook 3:827–28, LDS Church Archives
  22. Philip Klingensmith (5 de septiembre, 1872). Escrito en Lincoln County, Nevada. Toohy, Dennis J., ed. “Mountain Meadows Massacre, Affidavit of Philip Klingensmith”. Corinne Journal Reporter. Corinne, Utah (publicado el 24 de septiembre, 1872
  23. Jacob Forney, “Kirk Anderson Esq”, Valley Tan (10 de mayo, 1859) y “Visit of the Superintendent of Indian Affairs to Southern Utah”, Deseret News (11 de mayo, 1859)
  24. Alyssa Fisher, “The Mountain Meadows Massacre ‘A Sight Which Can Never Be Forgotten'”. Archaeology.com. Archaeological Institute of America
  25. Forney; p. 1
  26. John Cradlebaugh, y Kirk Anderson, ed. “Charge (Orally delivered by Hon. John Cradlebaugh to the Grand Jury, Provo, Tuesday, March 8, 1859) [content hosted at J. Willard Marriott Library, University of Utah]”, Valley Tan; p. 1
  27. Will Bagley, Blood of the Prophets; p. 225
  28. Bagley, Blood of the Prophets; p. 226
  29. Bagley, Blood of the Prophets; p. 234
  30. Brooks; p. 133
  31. Robert H. Briggs, “The Mountain Meadows Massacre: An Analytical Narrative Based on Participant Confessions”, Utah Historical Quarterly; Vol. 74, n0 4, pp 313-333
  32. “John D. Lee Arrested”, Deseret News, 18 de noviembre, 1874; p. 16.
  33. “Tragedy at Mountain Meadows Massacre: Toward a Consensus Account and Time Line]”
  34. Federal Reserve Bank of Minneapolis Community Development Project, “Consumer Price Index (estimate) 1800–”. Federal Reserve Bank of Minneapolis

 

(Visited 130 times, 1 visits today)

One thought on “La masacre de Mountain Meadows

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)