Reporte de la Conferencia General (Oct. 2018), 1a parte

Pesquisas Mormonas Ep. 195: Reporte de la Conferencia General, 1a parte
{{heart_svg}}LikeLikedFree Download {{embed_code}} Copy Embed Embed
0

6 Grandes Cambios en la Iglesia se anunciaron este fin de semana de Conferencia

http://www.ldsliving.com/6-Big-Changes-in-the-Church-Announced-This-Conference-Weekend/s/89438?utm_source=ldsliving&utm_medium=email

Esta conferencia general ha sido histórica en muchos sentidos. Y con tantos cambios nuevos y emocionantes, es posible que te hayas perdido algunos. Aquí hay un resumen de todos los cambios que se anunciaron durante este fin de semana de conferencia.

  1. Un nuevo nombre para nuestro coro de renombre mundial

El viernes anterior a la conferencia general, la Iglesia anunció que el Coro del Tabernáculo Mormón ahora sería conocido como el Coro del Tabernáculo de La Manzana del Templo (Tabernacle Choir at Temple Square). Este cambio de nombre coincide con el llamado de nuestro profeta a centrarse en el verdadero nombre de la Iglesia —La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días— y de Él, quién está a la cabeza.

“Un nuevo nombre para el Coro del Tabernáculo representará un cambio después de tantos años”, dijo Ron Jarrett, presidente del coro. “El nombre puede cambiar, pero todo lo que la gente conoce y le gusta del coro no solo será lo mismo, sino que será cada vez mejor”.

  1. Cambios en los horarios de las reuniones dominicales

Durante la sesión del sábado por la mañana, el presidente Nelson dijo:

“Como Santos de los Últimos Días, nos hemos acostumbrado a pensar en la ‘iglesia’ como algo que sucede en nuestros centros de reuniones, respaldado por lo que sucede en el hogar. Necesitamos un ajuste para este modelo. Es hora de una iglesia centrada en el hogar, apoyada por lo que se realiza dentro de los edificios de nuestras ramas, barrios y estacas”.

Luego le cedió el tiempo al élder Cook, quien anunció cambios en el horario de la reunión dominical que ayude a mantener una iglesia más centrada en el hogar. Estos cambios incluyeron acortar la reunión sacramental a 60 minutos seguidos de una clase de 50 minutos que se alternará cada semana. La escuela dominical se llevará a cabo la primera y tercera semana de cada mes; la Sociedad de Socorro, el cuórum de élderes, hombres y mujeres jóvenes en la segunda y cuarta semanas; y la quinta semana estará bajo la dirección del obispo. La primaria se dividirá cada semana entre el Tiempo para Cantar y las Clases.

“Este nuevo cambio ayudará a nuestros miembros a centrarse en profundizar en la conversión a Dios y a Jesucristo, fortaleciendo a las familias e individuos a través del estudio en el hogar, manteniéndolos centrados en la Santa Cena y ayudando a los que están a ambos lados del velo a través de la obra misional y la obra vicaria”, dijo el Elder Cook.

  1. Cambios en las responsabilidades de la Presidencia del Cuórum de Élderes y de la Sociedad de Socorro 

En una carta publicada antes de la sesión matutina de la conferencia general, la Primera Presidencia anunció cambios en las responsabilidades de la Sociedad de Socorro y las presidencias del cuórum de élderes.

Bajo estos cambios, el presidente del cuórum de élderes puede ser asignado por el obispo para supervisar la obra misional de los miembros y la obra vicaria y la historia familiar. El presidente del cuórum de élderes podría entonces delegar estas tareas a sus consejeros, quienes luego actuarían como líder misional o líder de la obra vicaria e historial familiar del barrio o supervisarían al líder misional o al líder de historia familiar.

“Ya sea que un obispo llame a un líder misional de barrio y a un líder de historia familiar y obra vicaria del barrio o los consejeros de la presidencia del cuórum de élderes cumplan esos roles, depende de la dirección inspirada de cada obispo”, dice la carta.

De manera similar, la presidenta de la Sociedad de Socorro supervisará la obra misional de los miembros y la obra vicaria e historia familiar. Como ocurre con el presidente del quórum de élderes, la presidenta de la Sociedad de Socorro puede delegar estas tareas a sus consejeras y el obispo ordena si los consejeros “promueven la obra misional de los miembros dirigida por el sacerdocio y la obra vicaria y la historia familiar” o llaman a otros a hacerlo, de acuerdo con la carta.

  1. Recordando a Cristo y el verdadero nombre de la Iglesia.

En agosto, el presidente Nelson anunció:“El Señor me recordó la importancia del nombre que reveló para Su Iglesia, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”. Tenemos trabajo ante nosotros para ponernos en armonía con su voluntad “.

Durante la sesión del domingo por la mañana de la conferencia general, el presidente Nelson compartió el propósito en el que se centra el nombre de la Iglesia. Es el Señor quien le dio a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días su nombre, no los hombres. El presidente Nelson señaló que este enfoque “no es un cambio de nombre. No es un cambio de marca. No es cosmético. No es un capricho. Y no es intrascendente. Mas bien, es una corrección. Es el mandamiento del Señor.

“Para la mayoría del mundo, la Iglesia del Señor está actualmente disfrazada como la ‘Iglesia Mormona’. Pero nosotros, como miembros de la Iglesia del Señor, sabemos quién está a la cabeza: Jesucristo mismo”, dijo el presidente Nelson. “Me doy cuenta con profundo pesar de que, sin saberlo, hemos aceptado que la Iglesia restaurada del Señor sea llamada por otros nombres, ¡cada uno de los cuales borra el sagrado nombre de Jesucristo!”

Continuó: “Si hacemos todo lo posible para restaurar el nombre correcto de la Iglesia del Señor, Él, cuya Iglesia es esta, derramará Su poder y bendiciones sobre las cabezas de los Santos de los Últimos Días, como nunca hemos visto antes. Tendremos el conocimiento y el poder de Dios para ayudarnos a llevar las bendiciones del evangelio restaurado de Jesucristo a todas las naciones, familares, lenguas y personas, y preparar al mundo para la Segunda Venida del Señor”.

  1. El presidente Nelson anunció 12 nuevos templos

Al final de la Conferencia General Semianual número 188, el presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días anunció planes para construir 12 templos nuevos. Además de ser el mayor número de templos jamás anunciado en el mismo día, la noticia eleva el número total de templos Santos de los Últimos Días, anunciados o en construcción a 201. Esto llega exactamente 18 años después de la semana en que la Iglesia completó su templo número 100.

Los nuevos templos estarán en las siguientes ubicaciones:

Mendoza, Argentina; Salvador, Brasil; Ciudad de Yuba, California; Phnom Penh, Camboya; Praia, Cabo Verde; Yigo, Guam; Puebla, México; Auckland, Nueva Zelanda; Lagos, Nigeria Davao, Filipinas; San Juan, Puerto Rico; Condado de Washington, Utah

_____________

Los 6 momentos más conmovedores de esta conferencia general

http://www.ldsliving.com/Most-Touching-Moments-from-Conference/s/89448?utm_source=ldsliving&utm_medium=email

Aunque los anuncios sobre los templos nuevos, sobre la Iglesia y sobre el estudio del evangelio centrado en el hogar son emocionantes, la parte más emocionante de este último fin de semana de la conferencia general, fue para mí, escuchar a los hombres y mujeres que el Padre Celestial ha elegido para dirigir Su Iglesia hoy. Para mí, quedó extremadamente claro que cada persona que estaba en el púlpito confiaban en que la revelación y su Salvador pudieran decir las palabras que necesitábamos escuchar más que nunca en este momento.

Entre las historias, canciones, recuerdos y momentos que compartimos este fin de semana, he aquí algunos de los más conmovedores.

  1. Cuando el élder Holland agarró el brazo del presidente Ballard durante la primera sesión de la conferencia.

Desde la presentación del presidente Eyring de la conferencia hasta la sesión de clausura, muchos líderes de la Iglesia compartieron hermosos homenajes a la hermana Barbara Ballard, quien fue una discípula de Cristo intrépida y devota.

  1. Las reacciones a los 12 nuevos templos que se construirán en todo el mundo.

Poco antes de que nuestro profeta hablara el domingo por la mañana, el Coro del Tabernáculo cantó una canción conmovedora y única. Cuando la cámara enfocó el plano de una hermana a la que le corrían las lágrimas por la cara, todos comprendimos de pronto cuánto tiempo, emoción, poder y espíritu pone cada miembro del coro en la música sagrada de la conferencia.

  1. Cuando el presidente Ballard habló sobre la hermana Barbara Ballard.

“Mi discurso fue preparado tiempo antes del fallecimiento de mi querida esposa Barbara. Mi familia y yo les agradecemos por su amor, sensibilidad y amabilidad”, dijo el presidente Ballard antes de dar un poderoso testimonio del mundo de los espíritus y de la vida después de la muerte. “Qué agradecido estoy hoy, mis hermanos y hermanas por saber dónde está mi preciosa Barbara y que volveremos a estar juntos con nuestra familia por toda la eternidad”, dijo el presidente Ballard. “Que la paz del Señor nos sostenga a todos, ahora y por siempre, es mi humilde oración”.

  1. Cuando la hermana Bonnie Cordon habló del niño que quería ser mencionado en la conferencia.

La hermana Cordon comenzó su charla en la conferencia: “Hace un año, un niño de la Primaria que conocí en Chile me hizo sonreír. ¡Hola! dijo él. ‘Yo soy David. ¿Hablarás de mí en la conferencia general?”

Mientras reflexionaba sobre el inesperado saludo de David, se dio cuenta de una profunda verdad: “Todos queremos ser reconocidos. Queremos sentirnos importantes, ser recordados, y sentirnos amados. Hermanas y hermanos, cada uno de ustedes es importante. El Salvador les conoce y les ama”.

  1. Los tributos conmovedores del presidente Eyring y otros líderes de la Iglesia a sus esposas.

“Durante toda una vida, mi esposa ha hablado por el Señor y ha servido a la gente por Él. Uno de nuestros obispos me dijo una vez: ‘Estoy impresionado. Cada vez que oigo que una persona en el barrio tiene problemas, me apresuro a ayudarle. Sin embargo, cuando llego, parece que tu esposa siempre ha estado allí. Eso ha sido cierto en todos los lugares donde hemos vivido durante 56 años”, dijo el presidente Eyring desde el púlpito. Continuó:

“Ahora ella solo puede hablar unas pocas palabras al día. Es visitada por personas a las que amó por el Señor. Cada noche y cada mañana canto himnos con ella y oramos. Tengo que ser la voz en las oraciones. A veces puedo verla articular las palabras en los himnos. Ella prefiere las canciones de los niños. El sentimiento que parece gustarle más se resume en la canción “Yo trato de ser como Cristo”.

“El otro día, después de cantar las palabras del coro: ‘Ámense los unos a los otros como Jesús os ama. Intenten mostrar amabilidad en todo lo que hacen’, dijo en voz baja pero clara: ‘Intenten, intenten, intenten’. Creo que ella hallará, cuando lo vea, que nuestro Salvador ha puesto Su nombre en su corazón y que se ha vuelto como Él. Él ahora la está sosteniendo en sus tribulaciones, como lo hará con las suyas”.

Al igual que el presidente Eyring, muchos de nuestros líderes de la Iglesia compartieron bonitos recuerdos y menciones de sus esposas. Qué ejemplo para dedicar nuestras vidas y energías a nuestras familias.

(Visited 35 times, 2 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)