Defensa trillada: “No tienes nada mejor que hacer”

Este es un post con pantallazos de comentarios en YouTube. Estos comentarios solo son de los últimos dos meses, así que multiplíquenlos por los seis años que llevo haciendo esto, y se van a dar cuenta de lo repetitivo que son estos mormones. Y seguro que todos pensaron que eran tan originales al escribir exactamente la misma cosa.

Pero, para los que están curiosos, esto es cuánto tiempo le dedico a esto: El tiempo que quiero.

Cuando iba a la iglesia, tenía que atender seis horas los domingos, porque estaba en el obispado, más las dos horas los jueves en la reunión entre semana del obispado. Más el tiempo llamando a la gente para que viniera a entrevistar al obispo, más el tiempo que pasaba preparando la lección para los Sumo, más el tiempo leyendo las escrituras todos los días, más las horas que desperdiciaba en el templo, etc., etc., etc.

Esto es una fracción del tiempo que gastaba siendo mormón. Al irme de la iglesia no solo recibí un aumento de sueldo del diez por ciento, sino que ahora tengo tiempo de hacer lo que se me dé la gana. Incluyendo un podcast. Y me sobra.

Así que cuando me vuelvan a preguntar la misma pavada, en lugar de responder, les mando un link a este post. 

 

(Visited 68 times, 1 visits today)

One thought on “Defensa trillada: “No tienes nada mejor que hacer”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)