Élder Uchtdorf no es más un miembro de la Primera Presidencia. Y muchos miembros no están felices

Muchos mormones quieren más de Dieter F. Uchtdorf. Pero ahora tendrán menos.

The Salt Lake Tribune

Durante la última década, el “silver fox” alemán ha sido una especie de superestrella de los últimos días, desde que el presidente Thomas S. Monson lo catapultó a la Primera Presidencia gobernante de la Iglesia SUD.

Claro, hubo apóstoles no estadounidenses antes de que el presidente Gordon B. Hinckley lo eligiera en 2004 (en su mayoría canadienses), pero fue el primero, en mucho tiempo, de otro continente en unirse a ese grupo de élite.

Por lo tanto, Uchtdorf se convirtió en el símbolo de lo que muchos esperaban que fuera una fe cada vez más global.

Ahora, muchos de esos mismos mormones que sintieron una sacudida de emoción con el ascenso de Uchtdorf, están de luto por su partida de la Primera Presidencia gobernante más visible y su regreso al Cuórum de los Doce Apóstoles.

Habían sido conmovidos por las palabras de Uchtdorf y su vida. Habló de haber sido dos veces un refugiado, una vez mientras salía de Checoslovaquia y otra vez cuando huía de la entonces Alemania del Este a Alemania Occidental , lo que ayudó a los miembros a identificarse con la generación actual de buscadores. Hablaba de ser piloto (con tanta frecuencia que se convirtió en una broma). Mencionó que usaba iPhones y que bebía un “refresco dietético que permanecerá anónimo”, lo que lo hizo querido entre los miembros más jóvenes.

Pero era más que su cabello plateado, su acento y su forma suave, por lo que Uchtdorf se hizo querido por las masas. A los creyentes les encantaban sus sermones finamente elaborados pero directos, con mensajes profundos de amor y esperanza, gracia y bondad, la humanidad de los líderes y el valor de la duda, siempre mencionando la fe en Jesús.

“El presidente Uchtdorf estableció un tono especial en los discursos de la conferencia”, escribió el residente de Ogden Aaron Nelson en Facebook. “Tenía un tono abierto y respetuoso. Él es un líder amado”.

Mette Harrison, una escritora de Layton, recuerda haber llamado “a una querida amiga mientras Uchtdorf estaba hablando en la Conferencia General sobre los errores que el liderazgo de la iglesia había cometido“.

Harrison le dijo a su amiga: “No puedo creer que alguien esté diciendo esto en la Conferencia General”.

Cuando Uchtdorf pidió “que la gente regresara a la iglesia, que tenía un lugar para todos, fue una de las razones principales por las que me pude permanecer durante tanto tiempo”, dijo. “No estoy segura lo que el futuro me depara”.

Otros están preocupados de que puedan perder el atractivo para los europeos de las generaciones futuras.

“Tiene una conexión tan grande con nuestra juventud”, escribió Lorraine Azain Matagi desde Hawái. “Su espíritu de optimismo y esperanza se alinea estrechamente con el del presidente [Gordon B.] Hinckley. Otros pueden predicar humanidad; el presidente Uchtdorf la irradia. Él era lo más cercano a diversidad en el Cuórum [de los Doce Apóstoles]”.

El historiador SUD Ardis Parshall apreció la retórica inclusiva de Uchtdorf.

“Habla constantemente de y para las mujeres como individuos, en lugar de como una masa de presuntas esposas y madres”, dijo la mujer de Salt Lake City. “Necesito tanto ese estímulo ahora y espero que pueda continuar entregando esa esperanza”.

Incluso la no mormona Jeri Cartwright apreció los discursos del líder mormón.

“Cuando escuché hablar a Uchtdorf por primera vez, estaba conduciendo mi automóvil. No sabía qué estación de radio estaba escuchando. Escuché una voz carismática hablando en un tono maravilloso y sanador”, escribió Cartwright desde Arizona. “¿Quién era este hombre? ¿Qué programa estaba escuchando? Estaba cautivada. Cuando descubrí que estaba escuchando la Conferencia de la Iglesia SUD … fue un momento ‘guau'”.

Ella está segura de que “ayudó a sanar muchos corazones”.

Otros mormones devotos no ven la movida en términos tan terribles, señalando que él sigue siendo un apóstol que volará a otras naciones y hablará a la iglesia mundial.

“El élder Uchtdorf es un gran hombre de la gente”, escribió Brian Neff. “Sacarlo de la oficina y hacerlo viajar por el mundo es una gran movida, y una que, como yo lo veo, fue orquestada por medio de la revelación”.

Sí, dijo Neff, los mormones extrañarán escuchar más a Uchtdorf.

“Pero si crees en la obra, como seguramente lo haces”, dijo, “sabrás que mezclarlo con la gente del mundo será un llamamiento mucho más rico para él. Y mucho más rico para el resto de nosotros”.

(Visited 263 times, 1 visits today)

2 thoughts on “Élder Uchtdorf no es más un miembro de la Primera Presidencia. Y muchos miembros no están felices

  1. Aquel hermano. se le notaba demasiado progresista e inteligente, que no estaba de acuerdo al molde de los actuales directivos.Solo quedaron los de vieja data, sino analicen a los nominados.

  2. Muy cierto que era un excelente orador y líder. Pero cualquiera de los Doce es excelente. Y no son llamados a la Primera Presidencia por ser simpáticos. El proceso revelado siempre ha sido que un Presidente llame a sus consejeros. Eso es todo. (Y en cuanto al meme, tanto Eyring como Oaks han dicho literalmente en varios mensajes que hay que amarlos. Está bien que alguien no crea en la religión, pero por favor háganlo profesionalmente, mira que si para negar algo tienen que mentir, sus argumentos pierden peso)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)