Podcast, episodio 144: Influencias del mormonismo, 1a parte

Pesquisas Mormonas Episodio 144: Influencias del mormonismo, 1a parte
{{heart_svg}}LikeLikedFree Download {{embed_code}} Copy Embed Embed
0

Influencias Del Mormonismo: El Ángel Con La Espada Llameante

Gracias a Joy por el artículo

Hay varios relatos de José Smith siendo enfrentado por un ángel con una espada llameante. Esta historia no es original, se encuentra en la Biblia cuando Adán y Eva fueron echados del Jardín de Edén. Pero José lo usó exclusivamente para justificar su doctrina del matrimonio plural. En el libro Vida de Heber C. Kimball, el apóstol y amigo cercano del Profeta escribió:

Un gran y glorioso principio había sido revelado, y por años había permanecido en el pecho del Profeta de Dios, esperando el tiempo cuando, con seguridad para sí mismo y para la Iglesia, pudiera ser confiado sagradamente a unos pocos escogidos. Ese tiempo había llegado. Un ángel con una espada llameante descendió de las cortes de gloria y, confrontando al Profeta, le ordenó en el nombre del Señor que estableciera el principio escondido por tanto tiempo del conocimiento de los santos y del mundo.

Ese principio era el del matrimonio celestial o plural. (331-32)

Tal vez uno al leer esto piense que o la visita del ángel a José fue algo completamente novedoso, algo no mencionado por nadie más durante su época, o algo que el profeta robó del Antiguo Testamento. Pero hay una probabilidad de que Smith se hubiera basado en escritos de su tiempo para hacer esta afirmación, agregando más ejemplos a la lista de influencias contemporáneas y locales del joven Profeta.

Un ángel con una espada llameante

En 1799, Timothy P. Walker publicó una historia describiendo una visitación angélica que él declaró haber experimentado el 28 de marzo de 1798. Walker escribió que temprano por la mañana fue visitado por un ángel de los Cielos, quien tenía una espada llameante de 9 metros de largo mientras estaba alojado en la casa del Capitán J. Bissell en Chelsea, Vermont.

Walker escribió que una luz en su cuarto lo despertó—Él se levantó de la cama, pero no pudo ver nada. No pudo volverse a dormir, así que “Después de meditar por algún tiempo sobre la conversación de la tarde y los acontecimientos que la causaron”, él estaba distraído cuando “una luz brillante apareció en el cuarto, como si la luna en lo alto hubiera brillado con su esplendor directamente sobre mí. Me incorporé de la cama, pero inmediatamente me sumí en terror y sorpresa, y me tendí unos minutos paralizado. Me pareció oír en detalle una voz audible que no concebí como humana. Me llamó por mi nombre y me dijo ‘levántate y da oído al mensajero de los Cielos’”.

Su historia continúa:

Mientras el reloj marcaba las tres, me levanté de la cama y preparé mi equipo, pagué mi pasaje y salí de viaje, sin dar a conocer a mi familia el singular suceso de la noche anterior, aunque mi mente estaba verdaderamente centrada en lo que había pasado, eso fue por lo que con mucha irregularidad procedí con mi viaje. No llevaba más que una milla y media de camino, antes de que mi tira, la que consistía de cuatro bueyes y un caballo, yendo a toda velocidad fueran inmediatamente detenidos como si hubieran sido silenciados por una mano poderosa. Yo sin pensar les ordené seguir, pero sin efecto; pues en el mismo instante, una luz brillante pareció extenderse sobre el horizonte, y un Ángel o ser sobrenatural, tal como lo concebí, descendió y permaneció erguido en el aire, pero a poca distancia ante mí, vestido con una túnica sin adornos, con una Espada Llameante en su mano.

Después de recibir información del mensajero, Walker dijo

Bajé mi rostro al suelo, y quedé profundamente ensimismado durante algún tiempo; pensé que oía una voz audible decir en detalle, “todas estas son señales por las que tú deberás saber lo que les va a suceder a las naciones ahora en los últimos días”.

El relato completo de “La Espada Llameante o señal del cielo, que es un fenómeno notable, visto en el estado de Vermont”, por Timothy P. Walker, puede leerse como archivo PDF de la publicación de 1814.

Para aquellos que estén interesados en explorar las influencias contemporáneas en José Smith y el Libro de Mormón, esta historia hace que surjan varias preguntas intrigantes. ¿Podría ser que la historia de Walker le fuera conocida a José Smith o a su familia? Y si así fue, ¿podría haber tenido influencia en el desarrollo de su propia historia?

Muchos investigadores han propuesto conexiones entre acontecimientos potencialmente influenciables, ya sea en la forma de relatos o libros de los días de José Smith, y la escritura del Libro de Mormón. Algunos críticos tienden a enfocarse en algún libro contemporáneo que pudiera servir como “la fuente” para el Libro de Mormón. Ciertamente varios textos publicados antes que el Libro de Mormón poseen un estilo lingüístico y consistencias temáticas que coinciden con la narración de José Smith. Este grupo de textos contemporáneos increíblemente similares, como mínimo, son señales de que José Smith fue un producto de su época, que, como cualquier escritor, él consciente o inconscientemente extrajo partes de los recursos disponibles en su entorno para clarificar su entendimiento de lo divino. Y en el peor de los casos, él simplemente lo extrajo de otras fuentes para perpetuar un fraude.

El propósito de esta sección es explorar varias posibilidades:

  1. Que José Smith fuera meramente un producto de su época
  2. Que estaba familiarizado con otros relatos de visitaciones celestiales anteriores a la suya propia, lo cual puede haberle influenciado, o
  3. Que fue una asombrosa coincidencia que la deidad interviniera en la historia a la vez que otros estaban teniendo experiencias similares.

Las primeras residencias de los Smith

José Smith padre y Lucy Mack se casaron en Tunbridge, Vermont, en 1796. Durante los siguientes 20 años ellos se mudaron unas ocho veces en un radio de unas 15 millas de Tunbridge.

Esta área es relativamente pequeña en tamaño, unas 25 millas de este a oeste y 13 millas de norte a sur, abarcando las fronteras de Vermont y New Hampshire.

Volviendo al relato de Timothy P. Walker, recordemos que su visitación angelical ocurrió en Chelsea, Vermont, a sólo unas pocas millas al norte de la frontera dentro del área en la que los Smith vivieron.

Dado que el supuesto acontecimiento ocurrió a menos de unas pocas millas de la residencia de los Smith mientras ellos vivían allí, es probable que estuvieran al tanto de ello. Tales noticias seguramente habrían sido tema de conversación en una pequeña comunidad. Incluso si la experiencia hubiera sido inventada por Walker, y aunque las primeras ediciones fueran publicadas a cierta distancia de Chelsea, las noticias de tal acontecimiento habrían sido compartidas entre las gentes de los Condados de Windsor y Orange. Mientras que las fuentes primordiales no puedan comprobar esta afirmación ahora, basado en lo que sabemos sobre la difusión de información en las primeras comunidades americanas, es razonable sugerir que tal comunicación hubiera sucedido.

A continuación, enumero los años de publicación y lugares de “La espada llameante”, indicando la difusión de la historia.

  • 1799 Norwich, Connecticut
  • 1801 Suffield [pronunciado “safild”], Connecticut
  • 1812 Groton, Connecticut
  • 1814 Exeter, New Hampshire [pronunciado “niu jampsher”]

Independientemente de si la visitación angélica de Walker en realidad tuvo lugar, los cuatro registros publicados verifican que la familia habría oído de él. Incluso si los Smith no tuvieron acceso a una copia impresa del relato de Walker, las habladurías acerca del relato se habrían esparcido por toda la región.

Si bien no hay forma de saberlo con seguridad, parece bastante probable que José Smith padre y Lucy Mack Smith estuvieran al tanto del acontecimiento, tanto por el boca a boca, por medio de publicaciones, o por una combinación de ambas. El mismo José Smith hijo vivió en el área durante los primeros diez años de su vida. No es improbable que la historia de Walker pudiera haber sido legada a los hijos de los Smith como parte de la cultura popular de la comunidad, o incluso dentro de la familia Smith cuando se discutía acerca de los lugares en los que habían vivido. De tal manera, José Smith pudo haber estado al tanto de ello mucho antes de 1820, el año en el que él dijo tener su primera visitación celestial.

Una conexión SUD

¿Alguien podría ser lo suficientemente atrevido como para plagiar la historia fantástica de Timothy P. Walker? Aparentemente sí. Y el pretendido relato angélico apareció en el vol. 30 de la publicación SUD Millennial Star.

Aparentemente, en 1868 el Millennial Star recibió una copia de una visión que un tal Thomas C. Prencis había tenido. La versión del Millennial Star coincide con la versión de Walker palabra por palabra, con excepción de los nombres de las personas y lugares, así como las fechas, los cuales fueron cambiados. Otra peculiaridad es que todos los pronombres que se refieren al ángel fueron cambiados al femenino. Los editores del Millennial Star tuvieron esto para decir: “El escritor, tal y como se ha de percibir, evidentemente tuvo una idea de que los ángeles son femenino, por la forma en la que se refiere al mencionado”.

En un giro interesante. La historia de esta visión fue entregada a la revista por Emer Harris, hermano de Martin Harris. Emer declaró haber encontrado la historia en la biblioteca de Prencis. El relato del Millennial Star se titula “La espada llameante; o una señal de los cielos. (Siendo un fenómeno destacado, visto en el estado de Nueva Hampshire, a finales de Mayo)”. El final del artículo dice que es de “Thomas C. Prencis.”

Para complicar más las cosas, un manifiesto de subasta de 1917 registra un texto publicado en Nueva Hampshire en 1816, titulado “La espada llameante, O una señal de los cielos siendo un fenómeno destacable visto en el estado de Nueva Hampshire a finales de mayo. Firmado por Thomas C. Prentis.” Esta es la versión registrada en el Millennial Star pero fechada cuatro años antes.

Independientemente de si el registro es exacto o de cuál vino primero, podemos deducir que un relato de un visitante angélico con una espada llameante fue divulgado en las inmediaciones de los Smith y que José fácilmente pudo usarlo para basar su propia historia. La falta de originalidad de la historia de Smith nos hace, al menos, pensar en la posibilidad de plagio.

____________________

Influencias del mormonismo: Jacob Cochran

Jacob Cochran [pronunciado “cócran”] (o Cochrane [pronunciado “cocréin”], 1782-1836) era un predicador no denominacional nacido en Enfield, New Hampshire, EEUU, quien fundó los cocranitas en Saco, Maine. Se dice que la adoración cocranita se parecía al shakerismo, pero también practicaron una nueva doctrina llamada desposorio espiritual. El cocranismo puede haber influenciado la doctrina mormona del matrimonio plural y a su Orden Unida, así como a sus prácticas de amor libre llamadas matrimonio complejo que una vez que favorecida por la Comunidad de Oneida.

Cocranitas

Se dice que Jacob Cochran promovió la restauración de la iglesia cristiana apostólica, un sentimiento popular en ese tiempo. José Smith también dijo que estaba restaurando la iglesia original de Jesucristo, incluyendo a profetas y apóstoles. También dijo haber tenido éxito en el trabajo milagroso de los exorcismos. Cochran también instituyó un baile sagrado y una euforia llamada la siega, en la que los participantes son “tirados en las agitaciones más grandes; una agitación excesiva de los brazos y del cuerpo, juntos por un largo tiempo. . . A los otros movimientos violentos de los brazos y del cuerpo los llaman separación de la paja del trigo: a otro llaman reunir y quemar la paja.(1)

Cochran rechazó el concepto tradicional del matrimonio, citando pasajes en la Biblia donde siete esposas compartieron un hombre. Ya en 1818-1819 el grupo estaba hablando de desposorios espirituales. Cochran asignaba esposas a los hombres, ya que los matrimonios legales no eran considerados válidos. Él también intercambiaba a estas mujeres entre diferentes hombres según le parecía conveniente como profeta. Se dice que más o menos la mitad de las mujeres en el grupo fueron asignadas a él alguna vez. Ephraim Stinchfield, quien observó a la comunidad en un número de ocasiones, registró 16 páginas de “abominaciones”, incluyendo parejas no casadas que vivían juntas, y el hábito de Cochran de tomar mujeres jóvenes en cuartos privados por largos periodos de tiempo.

Después de que la reunión se acabó, me retiré y pasé el resto de la tarde con seis de su compañía, uno de los cuales se llamaba a sí mismo un ministro ordenado de su sociedad. Ahora tuve por primera vez la oportunidad de preguntarle sobre sus asquerosas y peculiares creencias. Ellos, como todo otro entusiasta, dicen tener una luz superior a la de cualquier otra sociedad religiosa desde los apóstoles; y el poder de sanar a los enfermos, levantar a los muertos, y echar fuera demonios, todo lo cual, dijo, había sido hecho entre ellos. Sueños y visiones extraordinarias, decían, habían sido experimentadas, y ellos habían hecho maravillas. Tenían reuniones privadas y a veces oscuras; en las que nadie, sino los que habían sido sellados por juramentos de secrecía más inviolable, de no divulgar lo que ocurría en esas reuniones, bajo pena de maldición eterna, o de que sus nombres fueran borrados del libro de la vida, eran admitidos. Que cada hermano y hermana en esta fraternidad tiene un esposo espiritual, esposa, compañero, o socio de yugo, como ellos los elijan, o que sus líderes escojan por ellos. Estos compañeros espirituales disuelven o anulan todas las conexiones anteriores; y muchos de ellos se acuestan y viven juntos, excluyendo todo juramento anterior. Conducta tal como esta no se había hecho generalizada, y muchos de ellos niegan que tales cosas existan entre ellos, aunque pueden ser demostradas por la más solemne declaración de personas de indudable veracidad. Yo tuve, antes de irme del lugar, tal descubrimiento del misterio de la iniquidad, trabajando hasta la subversión de todos los enlaces sociales entre marido y mujer, padres e hijos, mandantes y mandados, ministros y gente; la generación surgente está tan corrompida por la introducción de tales prácticas viciosas, bajo el disfraz de religión, que parece como si debía controlarme de correr de casa en casa y gritar día y noche en contra de las abominaciones que desuelan.

Cochran también estaba trabajando para establecer una orden comunal donde todo era poseído en común. Pero en unos pocos años Cochran fue condenado por lascivia exacerbada, comportamiento lascivo, y adulterio, y pasó cuatro años en prisión. Sus seguidores, los que una vez se contaron de a miles, eran sólo unos pocos después de que el profeta cumplió su encarcelamiento.

Unos pocos años después de ser liberado de la prisión, Jacob Cochran estableció una colonia con una porción de sus seguidores en lo que ahora es Grove township [pronunciado “Grouv taunship”], Condado de Allegany, Nueva York. Este pequeño grupo vivió cerca de muchas personas que más tarde se hicieron miembros prominentes del movimiento de los Santos de los Últimos Días,(2) incluyendo a Warren Cowdery, William Marks, y Lyman Wrignt,  las primeras ramas mormonas en el Condado de Allegan fueron establecidas en el área alrededor de la colonia cocranita durante el comienzo de los 1830.

Cochran ha sido llamado el “Juan el Bautista” del mormonismo por el historiador de Saco Valley G. T. Ridlon, porque tantos cocranitas se convirtieron al mormonismo y se mudaron al oeste.

Aunque los cocranitas practicaron un tipo de “desposorio espiritual”, el cual sancionaba a varias compañeras mujeres múltiples por cada hombre en el grupo, la doctrina no incluía el concepto de “matrimonio eterno”, y por lo tanto se difería un poco de la poligamia mormona de Utah.

Las fuentes históricas mormonas indican que los misioneros mormones laboraron exitosamente convirtiendo miembros entre los cocranitas de Maine tan temprano como 1832: en la conferencia de la Iglesia realizada en Saco, Maine el 21 de agosto de 1835, al menos siete de los nuevos apóstoles ordenados estaban presentes.(3) Se acredita a John C. Bennett, un líder mormón que fue excomulgado, con introducir el término desposorio espiritual en el mormonismo. La versión de Bennett de la práctica de tener múltiples parejas femeninas parece haber tenido más semejanza con la doctrina de Jacob Cochran que con la poligamia que existió entre los santos de los últimos días.

____________________

Los Nuevos Israelitas, ¿“abuelos” del mormonismo?

Los Nuevos Israelitas era una secta radical fundada por Nathaniel Wood en Vermont en los 1790s. Wood declaró que sus seguidores eran “israelitas modernos”, y el grupo practicó un estricto código dietario y entendieron ser instruidos por la ley de Moisés. Como la mayoría de las sectas radicales, el grupo demostró dones espirituales e hizo profecías. En un punto, el grupo comenzó a construir un templo, aunque el proyecto fue eventualmente abandonado.

Wood era un congregacionalista, pero en 1789 fue excomulgado, después de lo cual comenzó a predicar en pequeñas reuniones mayormente a familiares y amigos. La secta puede haber estado influenciada por los Newent Separates de Norwich, quienes creían en inmortalismo perfeccionista y el tener esposas espirituales, y los sermones del Rev. Joel Benedict enseñaban que el hebreo era la lengua angélica.(1)

Buscador de tesoros con varita de zahorí

La secta decía estar compuesta por descendientes literales de las diez tribus perdidas de Israel, y practicaron la adivinación y la poligamia.(2) Después de que un falsificador y buscador de tesoros llamado “Winchell” (probablemente Justus Winchell)(3) se unió a la secta en la primavera o al comienzo del verano de 1800, los Nuevos Israelitas comenzaron a buscar tesoros enterrados con varitas mágicas de zahorí en Middletown y Rutland, Vermont. El grupo usó varitas mágicas tanto para encontrar tesoro como para otras formas de revelación. Se sospechaba que estas prácticas escondían una operación de falsificación. Wood predijo el arribo del “Ángel destructor” el 14 de enero de 1802, el cual traería plagas y terremotos sobre los “gentiles”.

Wood dijo que el 14 de enero iba a comenzar el apocalipsis; cuando la secta se congregó para esperar la llegada del “Ángel destructor” los locales estaban tan alarmados que en la noche en cuestión llamaron a la milicia, la cual disparó sus armas y dispersó a esta “fraternidad de buscadores de tesoros”.(4) Este evento fue más tarde conocido como el “enredo de Wood”. Después del Enredo de Wood, el predicador y su familia se mudaron a Ellisburg, Nueva York, y la secta se extinguió.

Los miembros de los Nuevos Israelitas pueden haber incluido a José Smith Padre, el padre del profeta SUD, y a William Cowdery, el padre del testigo del Libro de Mormón. Es más fácil vincular a la familia Cowdery, ya que habían vivido cerca de los Woods al comienzo del siglo XIX (19), y más tarde asistieron a la iglesia Congregacionalista en Poutney, Vermont, después del Enredo de Wood. Oliver Cowdery, quien todavía no había nacido durante el tiempo del Enredo de Wood, fue más tarde conocido como un buscador de tesoros con varitas mágicas, y era el segundo líder más alto de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días temprana, justo debajo de José Smith. Los testigos de Vermont conectaron a William Cowdery con la secta antes de que estos testigos pudieran haber sabido por medio de los reportes periodísticos que Oliver era un buscador de tesoros.(5)

Los residentes de Vermont que fueron entrevistados por un historiador local dijeron que José Smith Padre era también parte de los nuevos israelitas, que era uno de sus “principales buscadores de tesoros”.(6) Sin embargo, no hay consenso histórico vinculando a Smith con los Nuevos Israelitas porque es difícil ubicarlo en el Condado de Rutland, Vermont, durante ese periodo de tiempo. Aunque algunos residentes dicen que vivió en Poultney, Vermont “durante el tiempo del movimiento de Wood”,(7) no hay registros ubicándolo a menos de 50 millas. Por el otro lado, la participación de Smith con los Nuevos Israelitas podría ser consistente con su vínculo con los congregacionalistas y su admisión en 1837 de que había participado del negocio de buscar tesoros enterrados “hace más de treinta años”.(8)

Si la conexión entre Smith, Cowdery y los Nuevos Israelitas es correcta, esto explicaría las muchas conexiones entre la curiosa secta y el mormonismo, el cual fue fundado treinta años más tarde de la extinción del Nuevo Israelismo. Como ya mencionamos, los Nuevos Israelitas:

  • Practicaron un estricto régimen dietario. Esto no es novedoso, por supuesto. Los seguidores de la ley de Moisés tienden a seguir este tipo de régimen, incluyendo no sólo a los mormones y a los Nuevos Israelitas, sino también a los Adventistas del Séptimo Día y a la iglesia presbiteriana de Sylvester Graham [pronunciado “gram”], creador de la galleta Graham. Lo interesante de esto es que tantos dicen que la palabra de sabiduría, la ley dietaria del mormonismo, fue algo original de Smith y que esto lo hacia tan adelantado para su época.
  • Ambas religiones practicaron dones espirituales y profecías. Por ejemplo, durante una de las ceremonias en el templo de Kirtland, testigos escribieron:

Cuando organicé este cuórum [refiriéndose a la presidencia de los setenta] en esta sala, el presidente Sylvester Smith vio una columna de fuego descender y reposar sobre las cabezas de los del cuórum mientras estábamos parados en medio de los doce. Cuando los Doce y los Siete hicieron sus oraciones de sellado, llamé al presidente S[idney] Rigdon para que los sellara con las manos en alto, y cuando hubo hecho esto y clamó hosanna, toda la congregación se le unió y gritó hosanna a Dios y al Cordero y gloria a Dios en las alturas; se hizo así y Elder Roger Orton vio a un ángel poderoso cabalgando sobre un caballo de fuego con una espada en llamas en la mano, seguido de otros cinco, rodearon la casa y protegieron a los santos, es decir, a los ungidos del Señor del poder de Satanás, y una multitud de espíritus malignos que se estaban esforzando por molestar a los santos

Visión en el templo de Kirtland

Voy a mencionar aquí que dos de los apóstoles, Brigham Young y David Patten, cantaron cada uno una canción de Sión en lenguas y hablaron en lenguas y el Elder Patten interpretó por el hermano Young las lenguas que había hablado la semana pasada. Hubieron 11 bautizados en Kirtland. Había alrededor de 316 miembros ordenados que se reunieron durante la víspera en la casa del Señor el domingo y recibimos instrucción de Joseph Smith.

Mientras que otro testigo, Steven Post, escribió de otra ceremonia en el mismo templo:

el ayuno fue roto por el consumo de pan de trigo liviano y bebiendo todo el vino que vieron adecuado tomar. Smith sabía bien cómo infundir el espíritu que ellos esperaban recibir; por lo que animó a los hermanos a beber libremente, diciéndoles que el vino era consagrado y no les haría emborracharse. . . . Después de esto, comenzaron a profetizar, pronunciando bendiciones sobre sus amigos y maldiciones sobre sus enemigos.

  • El Nuevo Israelismo creía que eran los descendientes de las diez tribus perdidas de Israel, mientras que el mormonismo es supuestamente el cumplimiento de la profecía de Isaías de que en los últimos días las doce tribus de Israel serian congregadas (DyC 133:26-34, José Smith Mateo 1:37). El décimo articulo de fe de la iglesia dice: “Creemos en la congregación literal del pueblo de Israel y en la restauración de las Diez Tribus; que Sion (la Nueva Jerusalén) será edificada sobre el continente americano; que Cristo reinará personalmente sobre la tierra, y que la tierra será renovada y recibirá su gloria paradisíaca”.
  • Ambos grupos incluían la creencia en tesoros enterrados y el uso de objetos mágicos para encontrar tesoros enterrados y recibir revelaciones. José Smith famosamente buscaba tesoros enterrados y tradujo el Libro de Mormón con la misma piedra y por el mismo proceso: enterrándola en su sombrero. Cuando Oliver Cowdery pidió la oportunidad de traducir el Libro de Mormón, Smith le dio una revelación de Dios que dice: “Oh recuerda estas palabras y guarda mis mandamientos. Recuerda que este es tu don. Ahora, esto no es todo, porque tienes otro don, el cual es el don de trabajar con la vara: he aquí, te ha revelado cosas: he aquí, no hay otro poder excepto Dios que puede hacer que esta vara de la naturaleza funcione en tus manos. . . (Libro de Mandamientos, capítulo 7, verso 3. Compárese con la versión moderna de esta escritura, la cual se haya en DyC 8:5-6, “¡Oh, acuérdate de estas palabras y guarda mis mandamientos! Recuerda que este es tu don. Ahora bien, este no es tu único don, porque tienes otro don, el cual es el don de Aarón; he aquí, te ha manifestado muchas cosas”. La versión nueva de la escritura eliminó toda referencia a herramientas de magia)
  • Ambos grupos participaron de la poligamia, y ambos la llamaron “esposorio espiritual”.

 

(Visited 99 times, 2 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)