La iglesia y el dinero en el extranjero

Michael Quinn, historiador mormón y ex profesor de BYU, ha publicado un nuevo libro, Mormon Hierarchy: Wealth and Corporate Power, y como es de esperarse, ha dado muchísimo que hablar.

Primero que nada el libro estima que la Iglesia SUD recolectó $33 mil millones en diezmos en el 2010.

Para llegar a esta cifra, él toma las cantidades verificadas de diezmos en 1960, $78 millones, y lo aumenta al 12.9 % por año hasta llegar a $33 mil millones en el 2010. Él afirma que 12.9 % es una cifra de crecimiento conservadora.

La nota al pie de página en el gráfico dice,

Nota: Esta tabla no incluye las ganancias de las inversiones de los negocios con fines de lucro. Cuando se pormenoriza, su ganancia comercial varía entre el 29.7 y el 17.5 por ciento de su total. La información viene del aumento del 12.9 % que puede verse entre los años 1950 y 1960. Matemáticamente hablando, las cifras anuales varían muy poco si se redondean los centavos al dólar más cercano después o antes de que el 12.9 por ciento de incremento es calculado…

Las ganancias reales de 1961-62, indicadas por el Reporte financiero condensado de la Corporación del presidente y analizadas en el capítulo 3, nota 192, fueron sustancialmente mucho más altas de lo proyectado, una demostración de que las estimaciones extrapoladas son conservadoras.

Pero este no es el único dato importante que podemos sacar de este libro. El diario Salt Lake Tribune publicó un artículo revelando cómo la iglesia usa el dinero de Utah para beneficiar su labor internacional.

___________

Registros revelan cómo el dinero de los mormones de Utah y de los Estados Unidos apuntala a las operaciones en el extranjero.

Por Nate Carlisle

La iglesia SUD es conocida por varias distinciones, entre ellas sus misioneros de camisas blancas, sus templos imponentes y su secretismo sobre su dinero.

Después de todo, la fe basada en Utah no tiene que revelar mucho sobre su riqueza en los Estados Unidos y en muchas otras localidades alrededor del globo.

Pero en algunos países, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días debe hacer pública al menos alguna información básica sobre las ganancias que recolecta, el dinero que gasta y los bienes que posee.

En el Reino Unido, por ejemplo, la iglesia reportó al gobierno que bautizó a 1.951 conversos bretones, escoceses, galos o irlandeses en 2010. Eso equivale a $605,29 por converso, según la línea en la que la iglesia SUD dijo lo que había gastado en trabajo misional.

“Incluso no muchos miembros de la iglesia en el Reino Unido saben de estos reportes”, dice Chris Mace, quien por diez años ha monitoreado las finanzas mormonas desde su hogar en Huddersfield, England.

En su nuevo libro, “The Mormon Hierarchy: Wealth & Corporate Power,” el renombrado historiador D. Michael Quinn obtuvo los informes financieros de la iglesia SUD del 2010 de seis países que requieren que las iglesias hagan tales reportes: Australia, Canadá, Nueva Zelanda, las Filipinas, Tonga y el Reino Unido.

Los reportes discuten solo las finanzas de la iglesia en esos países y no son uniformes. El archivo del Reino Unido tiene 40 páginas, nota Quinn en el libro.

El documento de Nueva Zelanda solo tiene tres páginas, proveyendo las contabilidades más básicas: ganancias, gastos, bienes y algunas subcategorías de cada una.

Pero los reportes son suficiente como para ofrecer un vistazo a cómo la iglesia con sede en Salt Lake City gasta su dinero en el extranjero. Los bienes combinados en esos seis países sumaron $1.8 mil millones en el 2010. Estos incluyen efectivo, inversiones y bienes raíces, como un centro de estaca con una vista de la Gold Coast de Australia, el templo mormón al sur de Londres y cientos de capillas en los seis países.

Ayuda del extranjero

The Salt Lake Tribune convirtió todas las figuras en los reportes a dólares estadounidenses, basados en los costos de cambio del 31 de diciembre 2010. Hay reportes más recientes, dice Quinn en una entrevista, pero él decidió comparar los de 2010 por varias razones, incluyendo que era el 180º aniversario de la fundación de la iglesia.

El historiador, quien fue excomulgado de la iglesia SUD en 1993 por sus escritos sobre la poligamia temprana dice que él quedó más sorprendido por el dinero que los líderes de la iglesia enviaban a extranjero. De los seis países, solo Australia no reportó un suplemento por parte de la central en 2010.

La iglesia en Canadá recibió $166.728, mientras que las Filipinas recibió $63,8 millones, el 85 por ciento de su ingreso.

SUBSIDIOS A CONGREGACIONES EXTRANJERAS EN 2010

  • Canadá: $166.728
  • Nueva Zelanda: $17,1 millones
  • Pilipinas: $63,8 millones
  • Tonga: $12 millones
  • Reino Unido: $1,8 millones

Aun en un país desarrollado como el Reino Unido, hogar de casi tantos mormones como Canadá, la central envió $1,8 millones en 2010, indicando que la infraestructura de la iglesia excede lo que los locales pueden apoyar. Eso y los otros subsidios llevan a Quinn a asumir que la iglesia nacida en EEUU está subsidiando su trabajo y sus barrios en África y Latinoamérica también.

Basado en algunas declaraciones generales que los apóstoles mormones han hecho en las décadas sobre las ganancias de la iglesia de sus corporaciones con fines de lucro y los miembros de sus miembros, dice Quinn, las fuentes de estos subsidios tienen que ser ofrendas de estadounidenses y los negocios que tiene la iglesia. Cada vez que un carnicero compra carne de un rancho de la iglesia, digamos, en Florida, que un negocio alquila espacio en el City Creen Center, o que un mormón compra una novela en Deseret Book, explica Quinn, están ayudando a que la fe de cerca de 16 millones de miembros se expanda en el extranjero.

“Mi conclusión”, agrega, “es que la iglesia internaciones no podría existir de la manera en que lo hace, con edificios y servicios, si no fuera por las inversiones comerciales y los negocios con fines de lucro de la iglesia SUD”.

Un vocero de la Iglesia SUD se negó a comentar para esta historia.

Mace concuerda con la conclusión de Quinn. En el Reino Unido, dice, la iglesia está tratango de apoyar a entre 1.000 y 2.000 misioneros y a un montón de capillas en uno de los países más caros del mundo.

Mace nota que la iglesia recientemente compró un sitio para una capilla cerca de la Torre de Londres. La tierra sola costó unos $15 millones en dólares estadounidenses actuales.

“Si quieren una capilla en un área de primera clase”, dice Mace, “van a tener que pagar por ella, y los miembros del Reino Unido no están pagando suficiente diezmo como para eso”.

En la nómina salarial

Ninguno de los reportes especifica lo que los empleados individuales de la iglesia SUD ganan. (Las congregaciones son dirigidas por líderes laicos.) Sin embargo, en Canadá, a la iglesia se le requiere que dé los rangos de los salarios de los 10 empleados con el sueldo más alto.

Según el reporte, uno gana más de $299.999; otro recibió hasta $199.999, seis recibieron hasta $159.999 y dos hasta $119.999.

Mientras que los reportes ofrecen mucho más detalle de lo que la Iglesia SUD comparte sobre sus finanzas en los EEUU, todavía deja a algunos mormones con preguntas.

Gina Colvin es una estudiosa mormona y becaria de investigación en la Universidad de Canterbury en Christchurch, Nueva Zelanda. Ella revisa los archivos de su fe en ese país.

Colvin apunta a figuras que muestran cómo, algunos años, la iglesia ha reportado que cerca de la mitad de sus gastos son para empleados y pago a contratistas. El trabajador de la iglesia promedio parece estar haciendo más de $56.000 al año (EEUU), más o menos 1.5 veces más que el promedio de salario en Nueva Zelanda.

Colvin también se cuestiona qué pasa con los diezmos locales. Ella ha encontrado que el barrio promedio en su país diezma unos $100.000 al año en moneda de Nueva Zelanda. Pero algunas congregaciones tienen un presupuesto de solo $5.000.

“¿Dónde están los otros $95.000?” se pregunta Colvin.

El sitio web de la Iglesia SUD explica que los miembros dan sus donaciones de diezmos a sus líderes laicos locales.

“Estos líderes locales transmiten esos fondos de diezmos directamente a la central de la iglesia, donde un consejo determina maneras específicas de usar los fondos sagrados”, dice. “Este consejo está compuesto de la Primera Presidencia, el Cuórum de los Doce Apóstoles, y el Obispado Presidente”.

Estos fondos, agrega el sitio web, “siempre son usados para los propósitos del Señor: para construir y mantener templos y capillas, para mantener el trabajo misionero, para educar a los miembros de la iglesia, y para llevar el trabajo del Señor al mundo”.

Aun así, Colvin está preocupada de que el dinero de los miembros esté siendo usado para proyectos de bienes raíces, especialmente uno en el que la iglesia cerró el Church College of New Zealand, una escuela de la iglesia, en Hamilton, y tiene planes de desarrollar la propiedad para ventas privadas. Muchos locales fueron críticos por la decisión de cerrar la escuela.

“Mientras que no tengo ninguna pregunta sobre las responsabilidades de contabilidad [en los reportes de la iglesia], sí tengo preguntas sobre las responsabilidades éticas y morales hacia sus miembros”, dice Colvin. “Debemos dar sin hacer preguntas, y allí mismo uno puede encontrar indicaciones de alerta”.

Quinn entiende el deseo de transparencia, pero él advierte en contra de criticar a la iglesia SUD en sus proyectos comerciales. Los apóstoles hace mucho han predicado que tener ganancias construye a la iglesia en general, dice Quinn, y los archivos financieros extranjeros parecen apoyar esto.

“Teológicamente hablando”, dice él, “el negocio del mormonismo siempre ha sido el negocio”.

(Visited 384 times, 1 visits today)

One thought on “La iglesia y el dinero en el extranjero

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)