Gran tristeza por recientes misioneros muertos

Iglesia expresa” gran tristeza” con recientes misioneros muertos – 04/09/13

(http://www.lds.org/church/news/church-comments-on-missionary-deaths?lang=eng)

SALT LAKE CITY –

La muerte de un misionero es sentida por cada miembro de la iglesia de una manera profunda y personal, el élder David F. Evans, Director Ejecutivo del Departamento Misional de la Iglesia, dijo hoy.

Él estaba comentando sobre el hecho de que diez jóvenes misioneros sirviendo alrededor del mundo han muerto a causa de accidentes o enfermedad durante el transcurso de este año. El último accidente grave ocurrió en Idaho ayer (3 de septiembre) – un accidente de tráfico que dejó a un joven misionero hospitalizado y en terapia intensiva.

“En la iglesia y en particular para las familias de estos misioneros que han perdido la vida, sabemos que la pérdida de un solo misionero es demasiados”, dijo el élder Evans. “Para estas familias notables extendemos nuestro amor, nuestra fe, nuestra esperanza y nuestras oraciones. Y oramos para que la paz y la comodidad serán suyas en estos momentos de dolor”.

El élder Evans dijo que, afortunadamente, estas ocurrencias son raras, y el trabajo misionero es intrínsecamente seguro. La tasa de mortalidad entre los misioneros es significativamente menor que los de su mismo grupo de edad en la población general.

Las estadísticas que proporcionan una comparación exacta son difíciles de identificar, pero la información pertinente a la Organización Mundial de la Salud* indican que la tasa anual de mortalidad entre los jóvenes en todo el mundo en este rango de edad es de aproximadamente 205 muertes por cada 100.000 habitantes. Para los misioneros, la cifra es menos de una vigésima parte de ese número. Sin embargo, no existen estadísticas que puedan disminuir el dolor de la muerte de un misionero.

La Iglesia hace todo lo posible para garantizar la seguridad de sus misioneros, incluyendo la capacitación en buenas prácticas de salud y seguridad personal, instrucciones regulares en seguridad de automóviles y bicicletas, y la consulta permanente con los líderes locales de la iglesia acerca de la seguridad de las zonas y barrios particulares.

El élder Evans dijo que las muertes de los diez jóvenes misioneros este año no representan una tendencia. Históricamente, la muerte entre los misioneros es de un promedio de unos pocos por año por accidentes o enfermedad. Un número similar de muertes se produjeron en 2003 y 2008.

(Visited 61 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Optionally add an image (JPEG only)